¿Qué nos están diciendo las inmobiliarias que cotizan en bolsa?


A medida que los mercados mundiales dan nuevas señales de estabilización, seguimos vigilando los precios de las inmobiliarias que cotizan en bolsa, como un buen barómetro de la recuperación en los mercados de los inmuebles comerciales subyacentes. El sector de las inmobiliarias que cotizan en bolsa tiende a ser un buen indicador del movimiento del mercado inmobiliario directo, anticipándose alrededor de seis a nueve meses a las mejoras en las valoraciones de los mercados inmobiliarios directos.

Después de desplomarse un 60% desde el pico del mercado en febrero de 2007, los precios de las acciones de las inmobiliarias que cotizan en bolsa han tenido una buena racha desde mediados de marzo del presente año. El índice mundial FTSE EPRA NAREIT ha subido aproximadamente un 80% desde el 9 de marzo. Esta recuperación es clave para los mercados inmobiliarios directos por una serie de motivos: refleja una mejora general en los sentimientos respecto a los inmuebles comerciales; la mayor parte de las empresas esperan haber dejado atrás lo peor y estar listas para enfrentarse al nuevo ciclo, en lugar de tener que ser intervenidas judicialmente debido a incumplimientos de los préstamos bancarios; y una serie de sociedades de inversiones inmobiliarias tiene ahora excesos de capital después de haber tenido éxito en obtenerlo en los mercados públicos, lo que debería dar aun más estabilidad a los mercados de inversiones subyacentes.

Junto con otros factores claves, los precios de los mercados mundiales de inmobiliarias que cotizan en bolsa ciertamente sugieren que los inmuebles comerciales han salido del temporal y que puede que hayamos dejado atrás lo peor de la crisis. Pero, claro está, los distintos mercados inmobiliarios se encuentran en distintas etapas de sus ciclos. El Reino Unido fue el primero en iniciar su corrección y parece estarse nivelando antes que los demás mercados, algo que se ve reforzado por el hecho de que el descenso de la libra esterlina atrae a los inversionistas extranjeros. A algunos mercados de la Europa continental les queda más camino por recorrer antes de que se vislumbre una recuperación, en particular a aquellos con un remanente de exceso de oferta, como Dublín y Madrid. Otros mercados, como el de París, pudieran atrapar rápidamente al Reino Unido, a medida que aumentan los volúmenes de contratación de los mercados subyacentes y se fortalecen las tasaciones de activos.

Hasta hace poco la mayoría de las acciones de inmobiliarias que cotizan en bolsa se estaba moviendo con grandes descuentos con respecto al valor neto de los activos (NAV en inglés). En otras palabras, los precios de sus acciones habían caído muy por debajo del verdadero valor subyacente de las fincas que tenían, debido a una actitud negativa de los inversionistas y al deterioro de las actividades de inversiones e inquilinos. En el tercer trimestre del presente año, sin embargo, las sociedades de inversiones inmobiliarias de muchos mercados de inmobiliarias que cotizan en bolsa, particularmente en el Reino Unido, han estado efectuando operaciones con primas por encima del NAV.

Esperamos algo más de mejoras en el sector de las inmobiliarias que cotizan en bolsa a medida que vayan disminuyendo las señales de la crisis de endeudamiento y se vaya recuperando la economía mundial. Vale la pena tener en mente, sin embargo, que las inmobiliarias que cotizan en bolsa siguen siendo volátiles, debido a que las bolsas se ven afectadas por las noticias de cada día, en particular las noticias relacionadas con las acciones financieras.

Lo más leído