¿Qué les está pasando a los hedge funds?


Los hedge funds han sufrido un importante hachazo patrimonial en el primer trimestre de 2016. El volumen global invertido en este tipo de estrategias se redujo hasta los 2,86 billones de dólares tras haber salido 15.000 millones de dólares durante los tres primeros meses del año. Continúa así la tendencia a los reembolsos percibida en el último trimestre de 2015. Según datos de Head Fund Research (HFR), se trata de la primera vez desde 2009 que los hedge funds acumulan dos trimestres consecutivos de salidas netas de dinero. Entre enero y marzo, los reembolsos en el sector se concentraron en las estrategias global macro, de las que salieron 7.800 millones de dólares, y en los fondos event-driven, de los que se fueron 8.300 millones. ¿Qué está pasando?

La tensión vivida en los mercados y los bruscos movimientos registrados desde finales del pasado verano habrían alterado la evolución de los precios de los activos, dando al traste con las estrategias seguidas por muchos hedge funds. “Salvo las CTA, en general todas las estrategias acumulan retornos negativos en el año”, apunta Sergio Miguez, director de Relaciones Institucionales de EFPA España y profesor del IEB. De hecho, el índice global que mide la evolución de los hedge funds perdió un 0,7% durante el primer trimestre del año. La negativa rentabilidad es un factor que parece estar contrariando a muchos inversores institucionales, que empiezan a sentirse ya cansados de tener que pagar comisiones elevadas por rentabilidades que en muchos casos no alcanzan las expectativas. Las fugas de dinero se explican en gran parte por las ventas de algunos inversores institucionales que, según el estudio de HFR, estarían retirando capitales de aquellas estrategias que peor se han comportado.

Es el caso del fondo de pensiones de los empleados de la ciudad de Nueva York, que habrían deshecho posiciones por un valor que rondaría los 1.500 millones de dólares al retirar el dinero de gestores como Brevan Howard y Perry Capital. En el caso del primero, su fondo global macro perdió 2.000 millones de dólares en los últimos meses a pesar del clima más favorable para este tipo de estrategias. La rentabilidad cosechada en 2015 fue negativa (-2%) y también la de 2014 (-0,8%). En lo que respecta a Perry Capital, lo sucedido ha sido aún más grave. El fondo vio cómo el año pasado se esfumaba el 12% de su patrimonio, cuando el HFRI Fund Weighted Composite Index se dejó un 0,9%. Esto tuvo consecuencias internas a principios de 2016, con el despido de varios profesionales de la entidad, tal y como publica Financial Times.

Sin embargo, también hay fondos de pensiones que están aumentando su exposición a los hedge funds o que tienen la intención de hacerlo. El fondo de pensiones de Finlandia planea incrementar este año la inversión en este tipo de estrategias en 500 millones, mientras que el fondo de pensiones de la Universidad del Estado de Illinois ha destinado ya esa cantidad a estrategias de este tipo por primera vez en su historia. Las aseguradoras estadounidenses también estarían apoyándose en los hedge funds para tratar de generar rentabilidad. “Un escenario de subidas y bajadas de los mercados con elevada dispersión debería sería un entorno realmente bueno para los hedge funds”, asegura Judy Posnikoff, socia fundadora de Pacific Alternative AM, firma institucional muy activa a la hora de invertir en este tipo de estrategias. “Si no estamos en un mercado alcista, ¿a dónde vas a ir?”, se pregunta en declaraciones recogidas por el mismo diario.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído