¿Qué impacto ha tenido el Brexit sobre las carteras españolas?


Tres meses después de la celebración del referéndum en Reino Unido que ha marcado un antes y un después en la historia de la UE, los expertos ya pueden dar un paso atrás para visionar la fotografía en su conjunto de las distintas clases de activos afectadas por el Brexit. Juan José González de Paz, consultor sénior del área de Consultoría y Análisis de Carteras de Natixis Global Asset Management, detalla cómo se han comportado las carteras de clientes españoles de la entidad. Desde la gestora aclaran que se tuvieron en cuenta en el momento de analizar el Brexit 137 carteras. Actualmente, para preparar la tercera edición del Barómetro de Carteras Españolas de Natixis Global AM se están analizando 152.

González de Paz empieza por la asignación de activos, detallando que en España la asignación a renta variable se sitúa en el 41%. Es un porcentaje inferior al del Reino Unido y Singapur (56% y 46%, respectivamente), pero superior al de las carteras de Francia, Italia y Latinoamérica (29%, 23% y 28%, respectivamente). El experto aclara que “la exposición al Reino Unido en las carteras españolas procede de los fondos de renta variable europea y renta variable mundial”, mientras que la exposición a fondos exclusivamente británicos “es prácticamente inexistente”.

Ocurre lo mismo con la exposición en carteras españolas a renta fija británica: es muy limitada, porque la exposición a renta fija se expresa principalmente a través fondos denominados en euros. “La situación es diferente en las carteras británicas, donde la exposición a Europa se reparte entre Europa continental y el Reino Unido”, indica González de Paz.

Cambios en la asignación de activos

A pesar de que sea mínimo el porcentaje invertido en fondos británicos en España, el experto de Natixis Global AM apunta que “algunos clientes comentaron que estaban recortando los activos británicos de cara al referéndum”. Después del referéndum, en cambio, señala que “en nuestras conversaciones con clientes no hemos identificado cambios radicales en las exposiciones, debido en parte al rápido rebote posterior”.

En el caso de las carteras de Reino Unido, González de Paz explica que “antes del referéndum las carteras redujeron el riesgo vendiendo valores británicos de pequeña y mediana capitalización e inversiones directas en inmuebles británicos”. La última tendencia se prolongó después del referéndum, al observarse que “más inversores intentaron reducir su exposición directa a inmuebles británicos, lo que provocó un desajuste de liquidez y algunos de estos fondos no aceptaron nuevos reembolsos”.

A pesar del sesgo conservador y la mínima exposición a activos del país, el consultor encuentra “sorprendente” el hecho de que “las carteras en España, Francia, Italia, Latinoamérica y Singapur registraran rentabilidades negativas en moneda nacional durante el 24 y el 27 de junio, mientras que las carteras británicas se anotaron avances debido a la fuerte depreciación de la libra esterlina”. En el caso español, las pérdidas del valor en dicho periodo oscilaron entre el 2% y el 3%, lo que convierte a España en el segundo país más afectado por el efecto Brexit tras Francia. “Comparada con Francia, España tiene más exposición específica a renta variable, pero menos exposición a los fondos de asignación de activos”, explica el consultor.

A pesar de las pérdidas iniciales, el representante de Natixis Global AM constata que las carteras españolas registraron un fuerte rebote durante la recuperación del 28 al 30 de junio, de tal manera que, en el cómputo global, este periodo de cinco días fue ligeramente positivo.

La mayor parte de la contribución negativa a la rentabilidad durante ese periodo de cinco días provino de la renta variable europea, mientras que la renta fija y las divisas realizaron una contribución positiva. Destacaron las aportaciones de la deuda pública y la exposición al dólar, que vivió un rally efímero.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído