¿Qué ideas está implementando Davide Cataldo para el Pioneer Funds - Absolute Return Multi - Strategy?


“Muchos hedge funds perdieron grandes cantidades de dinero entre enero y febrero de 2016 por no efectuar una correcta asignación de activos. Perdieron tanto dinero que no pudieron recuperarse de las pérdidas en los diez meses posteriores. Esto demuestra que es muy importante controlar las caídas”. Esta afirmación es de Davide Cataldo, gestor principal del Pioneer Funds - Absolute Return Multi-  Strategy, doblemente calificado como Blockbuster y Consistentes Funds People.

En este fondo de Pioneer Investments, la diversificación y la baja correlación entre activos lo son todo. Cataldo afirma que “la construcción de la cartera es para nosotros todavía más importante que la visión sobre el mercado”, entre otras cosas por la necesidad de construir una estrategia sólida y dinámica al mismo tiempo.

También juega un papel clave la gestión del riesgo, que se aplica en cinco capas. Primero se realiza una cobertura macro para protegerse de eventos negativos. En segundo lugar se asigna una cantidad correcta de riesgo a cada inversión, de acuerdo con el VaR. Después se efectúan test de estrés para analizar el comportamiento de la cartera en distintos escenarios. A continuación, se gestionan los posicionamientos en relación con su potencial de pérdida y ganancia. Finalmente, se aplica una quinta capa VaRIO, es decir, donde se asigna un VaR dinámico. “La correlación de hoy no es igual que la correlación del mañana, necesitamos monitorizar la cartera”, añade el experto. 

Este fondo tiene actualmente más de 100 estrategias en cartera (conjunto de posiciones que reflejan una idea de inversión), clasificadas en cuatro grandes bloques: estrategia macro y cobertura macro (que suponen entre las dos un 40% del presupuesto de riesgo), estrategias satélite y de selección de activos. 

Macro

Este compartimento de la cartera suele contener unas 20 estrategias, que expresan ideas de inversión en crédito, duración, materias primas, divisas o renta variable. Como el equipo no tiene ningún índice de referencia, utilizan como brújula para medir su comportamiento una optimización mensual de la cartera, en la que se comparan los retornos históricos con las expectativas de retorno del propio equipo. “Primero determinamos en qué régimen estamos (positivo, neutral, negativo) para efectuar la optimización. La asignación no es cuantitativa, realizamos la optimización y luego añadimos nuestro propio análisis”, aclara el experto. Como fruto de esta control, la cartera ha presentado un sesgo más conservador desde hace 18 meses.

Dentro de la renta variable, el fondo tiene posiciones largas en EE.UU., Europa y Japón. “El año pasado estábamos largos en EE.UU. y cortos en Europa. Este año estamos largos en ambos porque actualmente no tenemos ninguna preferencia por cualquiera de las dos”, explica el experto.

En renta fija, el fondo está largo en bonos con grado de inversión y high yield. En deuda emergente, su apuesta más significativa es una posición larga en Argentina. La duración media es de un año y se expresa principalmente a través de posiciones largas en inflación y posiciones para beneficiarse de la inclinación de la curva en EE.UU, Australia, Canadá, Japón y Reino Unido.

Otro reflejo del posicionamiento defensivo del fondo son las posiciones largas en oro, dólares y francos suizos. Asimismo, están largos en reales brasileños, rublos y rupias indonesias y se han puesto en divisas asiáticas (excluyendo Japón) frente a una cesta de divisas. 

Cobertura macro

Una vez identificadas las ideas macro, el equipo que lidera Cataldo procede a realizar coberturas del riesgo. “Nuestro posicionamiento se realiza en función del valor del mercado y de la asimetría. No se trata sólo de comprar opciones, pues con esa estrategia al final de año habríamos gastado mucho dinero en primas”, comenta Cataldo.   

“Estamos obsesionados con la cobertura del riesgo. En cuanto encontramos algo útil en el mercado, lo incorporamos a la cartera”, insiste el experto. Pone como ejemplo de cobertura actual la estrategia de vender futuros sobre el dólar de Hong Kong ante la posibilidad de que se produzca un evento muy negativo en China que obligue a las autoridades a dejar cotizar libremente a la divisa

Estrategias satélite

Esta asignación ocupa alrededor del 25% de la cartera, con unas 60 estrategias implementadas. Son esencialmente apuestas de valor relativo con las que se persigue la máxima diversificación con la mínima correlación posible con los otros activos de la cartera.

Una de las ideas fuertes que se están implementando actualmente es la del retorno del value, con posiciones largas en acciones value estadounidenses y cortas en acciones growth o posicionamiento en acciones europeas value que estén baratas. También tienen apuestas de valor relativo entre valores estadounidenses y europeos del mismo sector, y un posicionamiento para beneficiarse de la temática del incremento de la recompra de acciones en Europa y Japón. De hecho, actualmente la asignación a renta variable del fondo (en el conjunto de la cartera) está en máximos desde que fuera lanzado en 2008, al suponer en torno al 20% de todas las ideas.

El posicionamiento para beneficiarse de la evolución de la curva también está presente en esta asignación, con exposiciones a deuda de la zona euro, EE.UU., Japón y Reino Unido. Además, cuenta con una posición larga en bonos europeos ligados a la inflación. “La inflación ya no está tan barata como hace dos años, pero seguimos estando largos porque hemos observado que, cada vez que se produce una corrección de los activos de riesgo, estos bonos funcionan como una cobertura. Esta posición nos permite así contrarrestar nuestras apuestas en duración”, detalla Cataldo.

Estrategias de selección

Este último pilar de la gestión del fondo se implementa habitualmente a través de bonos corporativos, constituye el 10% del presupuesto de riesgo de la cartera y las posiciones se construyen a partir de un acercamiento top down. Esto no excluye que a veces se puedan encontrar estrategias en renta variable dentro de este compartimento.

El compartimento de la selección contribuyó en 2016 a la rentabilidad del fondo, al generar un retorno de más del 10%. Actualmente, las estrategias implementadas están diseñadas para explotar diferenciales: están largos en una cesta de bonos diversificados globalmente (no financieros, financieros sénior, agencias) y cubiertos con CDS.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas