Tags: Negocio | ISR |

La visión de los inversores españoles respecto a la inversión sostenible


Algunos de los aspectos en los que suelen indagar las gestoras de fondos cuando encargan estudios sobre los hábitos de inversión de personas de todo el mundo suelen girar en torno a cuestiones como el perfil de riesgo, objetivo de rentabilidad o el ahorro para la jubilación. El enfoque de la edición 2017 del Estudio Global de Inversión de Schroders es un tanto diferente, pues trata de indagar en las percepciones que tienen los inversores sobre la inversión sostenible.

Este estudio ha sido realizado a 22.000 inversores de 30 países, y la conclusión general a la que llega es que la inversión sostenible está en auge en todo el mundo. La segunda gran conclusión es que, a escala global, “los inversores consideran que la inversión sostenible es una forma de impulsar no solo avances en los planos social, empresarial y medioambiental, sino también los beneficios”, indican desde la firma.

Uno de los países participantes en la muestra ha sido España. El estudio ha detectado una conciencia positiva hacia la sostenibilidad con pequeños actos cotidianos – por ejemplo, el 75% de inversores españoles afirma que suele reciclar sus residuos domésticos-, pero una falta de traslación hacia estrategias de inversión sostenibles: sólo un 36% de encuestados en España ha indicado que prefiere invertir en fondos sostenibles, antes que en otro tipo de productos, frente al 37% de la media europea y el 42% global.

De hecho, Schroders ha creado una clasificación de sostenibilidad a partir de la puntuación media derivada de las preguntas realizadas a los inversores sobre hábitos sostenibles. Tal y como refleja la tabla adjunta, los países con mejor puntuación han sido Indonesia, India y EE.UU. España ocupa el puesto 24 en la clasificación global, y el número 11 entre países europeos.

Clasificaci_n_sostenibilidad

“Como muestran los resultados del estudio, los españoles están muy comprometidos con la sostenibilidad en su vida diaria y sus rutinas, así que ya tienen la base para dar el salto también en la inversión de la que ya tienen una conciencia importante, de las mayores a nivel global, sobre la importancia que tiene en sus inversiones”, comenta sobre estos resultados Carla Bergareche, directora general de Schroders para Iberia.

Cuándo, cómo, por qué

Tal y como había detectado Funds People hace unos meses a raíz de conversaciones con algunos de los principales actores de la inversión ISR en España, el estudio también refleja que los inversores españoles han dedicado mucho tiempo a formarse e informarse sobre la inversión sostenible, y ahora quizás se encuentren en el estadio previo a dar el siguiente paso: invertir. Por ejemplo, el 81% de inversores españoles considera que la inversión sostenible es más importante ahora para ellos que hace cinco años, frente al 78% de la media europea; el único país con una tasa de respuestas más elevada es Portugal, con un 85%.

En línea con estos resultados, el 61% de participantes españoles en el estudio afirmó haber incrementado su asignación a fondos sostenibles en el último lustro, frente al 58% de la media europea. Como curiosidad, los inversores europeos que más han apostado por esta clase de fondos desde 2012 han sido los suizos, con un 70% de respuestas en esta dirección. Adicionalmente, los españoles han indicado que las temáticas de inversión sobre la que más desearían mejorar sus conocimientos serían en primer lugar sobre las inversiones fiscalmente eficientes y, en segundo lugar, precisamente por la inversión sostenible.

De forma interesante, la encuesta ha demostrado que los inversores perciben la inversión sostenible tanto como una forma de impulsar avances en los planos social, empresarial y medioambiental, como de generar beneficios. Concretamente, para los inversores españoles las repercusiones positivas de la inversión (35%) son más importantes que los beneficios (31%), mientras que para la media global la proporción es de 38% a 32%.

Sostenibilidad_2

“Si bien la rentabilidad sigue siendo un objetivo primordial, el interés en las opciones sostenibles está aumentando, aunque como hemos visto en España hay un largo camino por recorrer”, indica Carla Bergareche. La representante de Schroders recuerda no obstante que “sostenibilidad y beneficios van de la mano: los inversores buscan asignar capital a empresas que estén abordando de forma adecuada los cambios sociales y medioambientales para generar tanto beneficios como repercusiones positivas”.

Bergareche concluye el repaso a los resultados más importantes del estudio con una reflexión: “Los cambios sociales y medioambientales se están produciendo a una velocidad nunca antes vista. Los retos que plantean el cambio climático, la desigualdad y las tendencias demográficas son considerables. Nuestro estudio pone de manifiesto que los inversores españoles están dispuestos a afrontar este desafío y valoran el efecto que pueden tener su inversión en la mejora de la sociedad”.

 

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído