¿Qué estrategia está siguiendo el Pioneer Funds Absolute Return Multi Strategy para mantener rendimientos positivos?


La demanda de fondos de retorno absoluto para afrontar el difícil entorno de mercado ha sido una constante durante todo 2016. Uno de los fondos que ha gozado de demanda es el Pioneer Funds Absolute Return Multi Strategy, calificado como Consistentes en los Sellos Funds People. Davide Cataldo, gestor principal de este fondo de Pioneer Investments, resume los desafíos que afronta: “Las primas de riesgo están tan comprimidas que es muy difícil generar retornos. Todo el mundo ha aumentado la escala de su frontera eficiente, adoptando más riesgos para conseguir los mismos retornos. Al mismo tiempo, hay muchos inversores sentados sobre grandes cantidades de carry, y todos estos factores pueden ser el perfecto desencadenante de una fuerte corrección, que es exactamente lo que llevamos viendo desde el jueves 8 de septiembre”.

Dicho esto, el experto considera que la corrección es sana, dado que “la rentabilidad ya estaba muy exprimida”. “No esperamos grandes cambios en las políticas del BCE y el BoJ, lo que implica que la parte corta de la curva seguirá muy baja. Esto será de ayuda para la banca, pero al mismo tiempo da suficiente margen para una corrección masiva de los tipos de los bonos. En todo caso, como la prima de riesgo está tan comprimida, los riesgos a la baja deberían ser limitados”, matiza.

El gestor recuerda que, en periodos con estas características, el equipo gestor del fondo realiza coberturas de forma activa, mediante la compra de opciones al alza y a la baja. Con esta estrategia se busca generar una convexidad negativa que les permita explotar el riesgo asimétrico y así generar rendimientos adicionales del brote de volatilidad.  Cabe aclarar que el VaR máximo de la cartera es del 6%, aunque habitualmente se sitúa entre el 3% y el 4%, con una volatilidad histórica del 2,5%.

Una cartera con múltiples engranajes

La cartera del Pioneer Funds Absolute Return Multi Strategy está sustentada sobre cuatro pilares de inversión: una estrategia macro, coberturas macro ya citadas, estrategias satélite y estrategias basadas en la selección de apuestas por parte de un miembro del equipo. Los dos pilares con mayor influencia son las estrategias macro y las satélite, mientras que las otras dos ponderan respectivamente un 10% sobre la construcción de la cartera.

Aunque el fondo tiene flexibilidad para invertir sin ninguna restricción en un amplio abanico de clases de activos (renta fija, renta variable, divisas, oro, real estate), Cataldo aclara dos cosas: la primera, que el fondo tiene un sesgo hacia posiciones largas, por lo que los inversores no deben esperar que se comporte como un market neutral. La segunda, que a pesar de que uno de los pilares de inversión en la cartera es la estrategia macro, el equipo no está aprovechando la influencia actual de los bancos centrales sobre el mercado para desarrollar estrategias que puedan enmarcarse dentro de la Global Macro. “Entendemos las estrategias global macro como la construcción de grandes posiciones direccionales, de alta convicción. No queremos que una posición condicione al resto de la cartera, buscamos diversificación. La cartera está estructurada con una parte más orientada hacia estrategias macro y otra parte que aporta estabilidad y resistencia a los distintos entornos de mercado. Además, comprobamos que todas las estrategias tengan una baja correlación”, indica Cataldo.

En lo que va de 2016, la mayor contribución a la rentabilidad ha venido de la estrategia macro. Cataldo indica que la selección ha ido “muy bien” y que las estrategias satélite han tenido igualmente una contribución positiva, “pero por debajo de las expectativas”. Cataldo admite que el entorno actual no es el más idóneo para generar rentabilidad: “En este entorno de baja direccionalidad, ahora es difícil encontrar rentabilidad. Aunque normalmente tenemos un enfoque de largo plazo, el tono de mercado nos obliga a ser más dinámicos y oportunistas”.

Cataldo pone como ejemplo del modus operandi del equipo gestor la gestión realizada en los días anteriores y posteriores al Brexit. El gestor no oculta su satisfacción por el éxito de la estrategia: “Lo veíamos como un evento con un 50%- 50% de posibilidades, por lo que no nos parecía racional tomar posiciones a favor o en contra del voto sobre la permanencia de Reino Unido en la UE. Por ello, llegamos al día del referéndum con una cartera muy equilibrada y con poco riesgo; para cubrir los riesgos, optamos por comprar francos suizos y vender libras, y habíamos acumulado mucha protección (dólar, oro y algo de duración) en los meses anteriores.”. Inmediatamente después de conocerse el resultado de la votación, prosigue el gestor, “empezamos a incrementar la exposición al riesgo, comprando acciones, reduciendo la duración y tomando beneficios sobre nuestras exposiciones en oro y dólares”.

Los inversores también deben tener en cuenta que normalmente el fondo suele concentrar el grueso de las estrategias de largo plazo en torno a una serie de temas o tendencias. Entre los temas que refleja actualmente la cartera, el gestor destaca el despegue del turismo en China, el buen momento del sector inmobiliario en Asia, la transición de momento del real estate europeo al americano y la robótica.

¿Qué esperar?

“La volatilidad está baja como consecuencia de la manipulación del mercado a cargo de los bancos centrales. Al aplicar políticas de QE y tipos negativos, han generado inflación en los activos. La industria de gestión de activos se ha beneficiado hasta ahora, pero cuanto más comprimida está la prima de riesgo, más baja está la volatilidad, y entonces el riesgo de que se produzca un repunte inusitado es más elevado”, alerta Cataldo. 

El gestor insiste en que, para afrontar los difíciles meses que están por delante (elecciones en EE.UU. e Italia, posible subida de tipos de la Fed…) “va a ser muy importante la construcción de la cartera”. Cataldo admite que actualmente el equipo está perdiendo algo de dinero, “pero las pérdidas son muy leves y en cierto modo estaban planeadas. Si estamos en lo correcto con nuestra tesis, empezaremos a elevar la exposición al riesgo, comprando crédito, diferenciales, deuda emergente y renta variable”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído