¿Qué esperar de los mercados en febrero? “La incertidumbre política podría entrar en escena”


Desde que se iniciara el año, los mercados han registrado un favorable comportamiento. En Generali Investments Europe achacan esta evolución al hecho de que EE. UU. haya logrado salvar el abismo fiscal, a una mayor fragmentación de la crisis financiera de la eurozona y a unos sólidos flujos de datos macroeconómicos a nivel mundial. Pero… ¿qué esperar de cara al futuro? En la gestora transalpina esperan que los mercados sigan firmes, al menos por ahora. “Dicho esto, a medida que avance el mes, la incertidumbre política podría volver a saltar a la palestra”. Las elecciones italianas y las negociaciones sobre el presupuesto en EE. UU. serían los desencadenantes.

Según explica la gestora en su último informe Market Trends, de asistir a periodos de mayor fortaleza durante las próximas semanas, “recomendamos aprovechar esos momentos para vender los activos de riesgo y esperar a realizar nuevas inversiones a que la visibilidad en el frente político mejore”. En renta variable, la firma mantiene una visión muy positiva en Bolsa europea a medio plazo, si bien considera que la rentabilidad a corto plazo podría ser limitada. Además de las elecciones en Italia, algunos indicadores muestran cierta estrechez que podrían ser la mecha que provocase un revés temporal en su comportamiento, indican.

La constructiva visión que la gestora mantiene en Bolsa europea se cimenta en unas valoraciones continúan siendo atractivas. Tal y como señalan, la búsqueda por fundamentales que siguen desde la firma hace que, a partir de ahora, cualquier corrección podría representar una oportunidad para comprar. En opinión de los expertos de la gestora, la renta variable europea todavía goza de potencial alcista, mientras que parece que le ciclo de beneficios empresariales ha tocado fondo. A esto hay que añadir que los flujos hacia la renta variable europea se están incrementando. Por el contrario, la apreciación del euro podría añadir presión sobre las exportaciones europeas.

Sin embargo, en la firma entienden que existen algunas salvedades a este fortalecimiento de la divisa que conviene tener muy presente. “En primer lugar, esto es una señal de la mayor confianza en la eurozona. En segundo lugar, los niveles actuales siguen sin ser preocupantes mientras que, si llegasen a serlo, el BCE podría actuar y reducir los tipos de interés dado que el entorno económico continúa siendo débil. Y, por último, la evolución del MSCI World Index va en paralelo con el euro-dólar. En estos momentos, el alza del euro es más limitada desde los niveles actuales”, revelan desde la entidad.

En lo que respecta al mercado de renta fija, la previsión de Generali Investments Europe de que las rentabilidades de la deuda pública ‘core’ aumentaría una vez que Estados Unidos evitase el abismo fiscal demostró ser correcta. Desde que comenzara el año, el comportamiento de esta clase de activo ha sido muy negativa, lo que se contrapone a la impresionante evolución de la deuda periférica. “A la luz de los últimos movimientos del mercado y los riesgos políticos, aconsejamos mantener cierta cautela a corto plazo. Recomendamos duraciones cortas para la deuda soberana ‘core’ y sugerimos cambiar deuda pública periférica de larga duración por tramos más cortos”, indican.

Noticias relacionadas

Lo más leído