¿Qué es una buena compañía? El profesor José Carlos Jarillo responde


El profesor José Carlos Jarillo, asesor sénior de Inversiones de SIA (Strategic Investment Advisors Group), quien dio la semana pasada una conferencia en la sede de Abante Asesores sobre mercados y estrategias de inversión para 2014, repasó y analizó los últimos 52 años del mercado de dividendos, periodo en el que el principal índice bursátil estadounidense, el S&P 500, registra una volatilidad en el crecimiento del dividendo de 30 puntos básicos y una tasa anualizada de crecicimiento del dividendo del 5,3%.

A pesar de la crisis actual, el profesor Jarillo tranquiliza a los inversores, a quienes les transmite su confianza en la renta variable. Antiguos acontecimientos políticos o económicos, algunos como la crisis del petróleo o la caída de Bretton Woods, nunca frenaron el pago de dividendos por parte de la bolsa americana.

Jarillo aconseja invertir en bolsa a largo plazo debido a su bajo riesgo, aunque subraya el riesgo de comprar de forma errónea o alta. Por otra parte, afirma que, desde SIA, buscan "buenas empresas con precios no demasiado caros y que su principal objetivo es el retorno intrínseco al propietario".

“Una buena compañía para nosotros es aquélla que entrega un retorno igual o por encima de su coste de capital y ajustado al riego, observando a la vez sus posibles ciclos”, explica Jarillo. El asesor de SIA remarca que las compañías obtendrán beneficios por encima de su coste de capital "únicamente si son capaces de protegerse de toda competencia". Casos sonados de este tipo podrían ser Baxter y Recordati, del ámbito farmacéutico, y Nexans, empresa dedicada a la fabricación de cables, contrapesa Jarillo.

El principal fondo de la firma, el Long Term Investment Fund (LTIF) Classic, el cual busca apreciar el capital a largo plazo principalmente mediante la inversión en una cartera de acciones internacionales de compañías infravaloradas con buenos fundamentales y un fuerte potencial de rentabilidad, tiene invertidas sus principales posiciones en empresas como MTU Aero Engines, Volkswagen, Nestlé, Leroy Seafood e IBM. El LTIF Classic cuenta con casi 200 millones de euros de patrimonio y, en 2013, consiguió una rentabilidad del 15,9%, según su ficha.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído