¿Qué efecto puede tener el default de Argentina sobre la deuda emergente? Welzia saca sus conclusiones


El 30 de julio, Argentina realizó su segundo impago en 12 años, un default que, en este caso, los expertos de Welzia Management califican de “impago técnico de carácter legal” en su último informe mensual, titulado 'Riesgos geopolíticos'.

Como recuerda la gestora española, Argentina sí depositó en el banco estadounidense intermediario los 539 millones de dólares correspondientes al pago del cupón de la deuda reestructurada entre 2005 y 2010 -reestructuración pactada y aceptada por el 93% de los tenedores-, el cual debería haberse hecho efectivo el 30 de julio. Sin embargo, ante el bloqueo judicial impuesto por el magistrado norteamericano Thomas Griesa tras la demanda interpuesta por varios hedge funds estadounidenses, Argentina se vio abocada al default técnico, “no por ser insolvente, sino por estar legalmente incapacitada para realizar el pago”, dado que el dinero a desembolsar está retenido en el banco intermediario.

Pero, más allá del desenlace legal al que se llegue e, incluso, del conflicto diplomático que se está dando entre Buenos Aires y Nueva York, ¿qué efecto podría llegar a tener el default técnico de Argentina sobre su financiación internacional y, en especial, sobre otros países emergentes necesitados de una reestructuración de deuda similar en el futuro?

En opinión de Welzia, “Argentina será la gran perjudicada de este evento de crédito, aumentando sus dificultades de financiarse en mercado elevándose, asimismo, el coste de su financiación”. Además, recuerdan los especialistas de la firma española, “este impago de deuda reestructurada sienta precedente”, por lo que “es posible que los inversores internacionales no acaben de confiar en la deuda de otros países emergentes que realicen una reestructuración de deuda en el futuro, siendo estas reestructuraciones condición sine qua non para emprender de nuevo la senda del crecimiento”.

Impacto limitado gracias a los CDS

El impacto generado por el default argentino sobre los fondos que invierten en renta fija emergente es “limitado”, tranquiliza Welzia. En este sentido, la Asociación Internacional de Derivados y Permutas (ISDA, por sus siglas en inglés) declaró que el impago suponía un evento de crédito, por lo que los CDS -seguros de crédito- sobre deuda argentina quedan activados. Esto supone que aseguradoras y bancos que hayan vendido estos seguros deberán hacer frente al pago de 2.562 contratos por valor de 1.000 millones de dólares, explica la gestora española.

Los fondos de renta fija emergente poseen una inversión en Argentina inferior al 6% de las carteras y es muy posible que muchos de ellos hubiesen cubierto la posición con CDS, realidad que le lleva a pensar a Welzia que los efectos colaterales del default argentino tengan un carácter “limitado”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído