¿Qué diferencia al selector español de otros selectores de fondos europeos?


Se abre el telón y aparecen un selector de fondos alemán, otro español, otro francés y otro portugués. ¿Por qué clase de activos se decanta cada uno? No es un chiste, es la pregunta que intentan responder diversas encuestas y eventos realizados en las últimas semanas. Los selectores de fondos europeos trabajan en mercados muy diferentes, lo que se ve reflejado en sus preferencias en cuanto a la selección de activos. Repasamos las principales tendencias observadas entre los selectores de fondos de Alemania, España, Francia y Portugal.

Alemania vuelve a apostar por el riesgo

La encuesta realizada por la consultora Accelerando Associates a selectores alemanes en mayo de 2014 refleja que una mayoría de los selectores consultados (un 65%) miran al futuro con optimismo, frente al 26% que espera turbulencias. Esto explica que los selectores del tercer mercado de fondos de Europa muestren una clara preferencia por los activos de riesgo, con un 65% apostando por la renta variable, un 26% por las inversiones alternativas y tan solo un 9% por la renta fija.

Dentro de la renta variable, las acciones europeas reciben el 39% de los votos, seguidas de cerca por las de mercados emergentes (35%). Accelerando destaca que un 11% de los selectores alemanes apuesta por los mercados frontera, sobre todo teniendo en cuenta los enormes reembolsos que sufrieron los fondos de mercados emergentes a principios de año. También llama la atención que ninguno de los selectores encuestados apueste por la bolsa estadounidense.

En renta fija, los selectores alemanes parecen decantarse por estrategias de high yield, como se hizo patente durante el evento organizado por Expert Investor Europe en Fráncfort el pasado mes de mayo. A pesar de que los precios de la deuda de alto rendimiento están en máximos, muchos inversores se ven atraídos por esta clase de activo, dadas las bajas tasas de impago que registra y la escasa rentabilidad que ofrecen los bonos de mayor calidad. La publicación británica destaca que el apetito de los selectores de fondos alemanes por el high yield se ha triplicado desde marzo (cuando solo un 11% tenía previsto ampliar su asignación a la clase de activo en los próximos doce meses) y atribuye este cambio a las bajas expectativas de inflación en Europa y Estados Unidos.

Los bonos gubernamentales triunfan en España

Aunque los selectores españoles coinciden con sus colegas alemanes en su apuesta por la renta variable europea, las diferencias son notables en cuanto al tipo de valores: mientras que la mayoría de los selectores germanos se decantan por las empresas de pequeña capitalización, el 59% de los selectores que participaron en el reciente evento de Expert Investor Europe en Madrid mostró su preferencia por incrementar sus asignaciones a valores de gran capitalización, frente al 18% que optó por las ‘small caps’. Aunque menos pronunciadas, las diferencias se mantienen también con respecto a la renta variable de Estados Unidos. Parece que, en general, los selectores españoles no ven mucho más valor en las pequeñas empresas tras las altas rentabilidades registradas en los últimos años.

Según explican desde Expert Investor Europe, el interés de los selectores españoles por las estrategias de renta variable ‘long-only’ también se ha enfriado en los últimos meses y ahora prevén incrementar sus asignaciones a renta variable alternativa.

Otra clase de activos que, sorprendentemente, mantiene su popularidad entre los selectores españoles es la deuda gubernamental. Cerca de un 58% de los selectores que participaron en el evento se mostraron positivos con respecto a la clase de activos, lo que contrasta con el sentimiento general en el resto de Europa, donde la mayoría de los selectores europeos están reduciendo su exposición a bonos gubernamentales o no invierte actualmente en la clase de activo.

Francia se decanta por la deuda emergente

Desde hace unos meses, los inversores europeos vuelven a mostrar cierto interés por los mercados emergentes, pero los selectores franceses parecen sentir verdadero entusiasmo por la deuda emergente. Un 57% de los selectores presentes en el último evento de Expert Investor en París prevén incrementar sus asignaciones a bonos corporativos de mercados emergentes en los próximos doce meses. Aunque, al igual que ocurre en otros países europeos, el apetito por los bonos gubernamentales de estos mercados es menos pronunciado, un 38% de los selectores franceses indicó que también incrementará su exposición.

En renta variable, el porcentaje de selectores franceses que prevé aumentar sus posiciones en renta variable de mercados emergentes en el próximo año ha pasado del 19% en enero al 44% en junio. Aun así, la renta variable europea sigue siendo la categoría reina y un 56% de los encuestados afirma que aumentará su asignación a la clase de activo próximamente.

Portugal mira a Latinoamérica

Al igual que en muchos otros países de Europa, la renta variable europea sigue siendo la clase de activo favorita entre los selectores portugueses, pero las acciones de mercados emergentes son segundas en popularidad. El 43% de los selectores que participaron en un evento organizado por Expert Investor Europe en Lisboa a principios de mayo afirma que aumentará su asignación a la clase de activo en el próximo año, frente al 27% que lo aseguraba en enero. En concreto, los selectores portugueses se decantan por Latinoamérica frente a las bolsas asiáticas.

Japón, por el contrario, pierde peso entre las preferencias de los selectores portugueses y cuatro de cada diez planean reducir su exposición a renta variable nipona o no invierte en la clase de activo.

En renta fija, los analistas de Expert Investor Europe encuentran divergencias entre las preferencias de los inversores, que se decantan por los bonos, y los selectores de fondos, que los evitan, especialmente los de mercados desarrollados. Esta aversión a los bonos se extiende también al crédito corporativo, donde el 46% de los consultados está reduciendo sus asignaciones o directamente no invierte.

Las estrategias de retorno absoluto no gozan de la misma popularidad en Portugal que en otros países europeos, pero los inversores vuelven a mirar hacia la deuda de mercados emergentes en busca de yield y, pese a que el sentimiento sigue siendo negativo tanto para la deuda gubernamental como corporativa, casi un cuarto de los selectores portugueses encuestados prevén incrementar su asignación en el próximo año, un porcentaje que aumenta hasta un tercio en el caso de los bonos high yield.

Noticias relacionadas