Tags: Banca privada |

¿Qué diferencia a una banca privada de una banca comercial? Los expertos sacan sus conclusiones


A principios de este verano, tuvo lugar el tercer desayuno organizado por Think Tank BNY Mellon en Madrid, en el que participaron cuatro representantes de varias entidades de banca privada. En esta mesa redonda, se debatieron diferentes aspectos del negocio en España, como son el futuro cerramiento de las retrocesiones en el asesoramiento independiente con MiFID II, la idoneidad de la gestión discrecional en función del tipo de cliente o las oportunidades laborales que surgen ahora para los banqueros privados tras la reestructuración financiera, temas incluidos en el folleto repartido junto a la revista 67. También hubo tiempo para tratar otros asuntos, entre ellos, las diferencias cada vez más acentuadas entre la banca privada y la banca comercial.

Si algo está claro es que “el cliente está más necesitado de asesoramiento que nunca”, considera Alfonso Gil, director general de N+1 SYZ, para quien “banca comercial y banca privada son conceptos casi antagónicos”. Gil no cree que para los clientes con patrimonios elevados y necesitados de atención personalizada y especializada las redes bancarias comerciales sean su mejor destino. “En banca comercial, el cliente es más un proveedor de recursos a la entidad que un cliente. Combinar producto del pasivo del balance del banco con asesoramiento independiente es un conflicto de intereses permanente”, justifica.

Desde 2008 hasta ahora, la solvencia ha sido una variable muy importante en la relación con la clientela, sobre todo para recuperar la confianza del cliente. Sin embargo, apunta Antxón Elósegui, director general de Crédit Agricole Private Banking, “ahora, el asesoramiento empieza a ser fundamental y la transparencia es más importante que la independencia en la generación de confianza”.

Pero, ¿qué diferencias básicas separan a la banca comercial de la banca privada? “La práctica bancaria comercial en Europa se ha complicado mucho, con márgenes a la baja y presión regulatoria al alza. La banca privada, por su parte, tiene una menor necesidad de recursos propios, que son mínimos. Además, es un sector en el que la morosidad no existe. El futuro pasa por reorientar la forma de hacerle pagar al cliente”, augura Elósegui.

El futuro de la banca privada en España

El director general de Banca Patrimonial en Banca March, Hugo Aramburu, se muestra “muy optimista” de cara a años venideros en nuestro país, puesto que “caminamos hacia un escenario de crecimiento económico y generación de riqueza”, prevé.

A pesar de ello, “el gran ahorro sigue estando concentrado en los bancos comerciales”, se lamenta Aramburu, quien justamente por eso cree que “hay recorrido para los bancos especializados”.

Echando la vista atrás, “para quien ha estado bien posicionado, los últimos años han sido unos años dorados por la gran rotación de clientes que ha habido, unas rotaciones que, por otra parte, eran anormales”, reconoce el director general de Banca Patrimonial en Banca March. “Sería raro que volviesen a verse de nuevo rotaciones de ese calibre. De ahora en adelante, se creará más riqueza y llegarán clientes nuevos”, pronostica.

El cliente tipo

Con este contexto bajo el brazo, “el sector bancario se dirige inevitablemente hacia la especialización”. A juicio de Carolina Martínez-Caro, responsable de Julius Baer para el mercado de Iberia, “es sano que el cliente trabaje con dos o tres bancos a la vez y que acuda a entidades especializadas en función de sus distintas necesidades”.

Un prototipo de cliente que encaja a la perfección con este tipo de bancas privadas es, por ejemplo, “un empresario que acaba de vender su compañía y se encuentra con un gran patrimonio de la noche a la mañana”, dado que “tendrá que dirigirse a una banca privada especializada si quiere una buena gestión de ese patrimonio”, explica Martínez-Caro. Como reafirma la responsable de Julius Baer para el mercado de Iberia, “el asesoramiento financiero de calidad tiene un coste y el cliente debe valorarlo”.

Think Tank BNY Mellon

Producido por Funds People en asociación con BNY Mellon Investment Management, Think Tank BNY Mellon es una iniciativa pensada para profesionales del sector, durante la cual se tratarán temas de interés en el marco del desarrollo del negocio. Puede participar e incluir sus comentarios en el grupo de Funds People en Linkedin.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído