¿Qué debe tener en cuenta al recomendar un fondo de renta fija?


Tribuna de Antonio Laguna, banquero de A&G Banca Privada.

Los fondos de renta fija flexible global constituyen una categoría en la que realizar un análisis previo y escoger fondos resulta especialmente complicado, ya que hay diferencias enormes entre unos y otros dentro del mismo peer group. Precisamente la flexibilidad, si es real, nos permite encontrar fondos con una duración superior a ocho años, principalmente EE. UU. y Australia, hasta otros que están en liquidez o mantienes incluso duraciones negativas en el bono alemán. 

Partiendo de esta premisa, primero es importante, como en todos los casos, comenzar escuchando al cliente y conocer cuál es su perfil de riesgo, el horizonte temporal de la inversión y la liquidez de la que dispone o quiere disponer. 

Es relevante también que el cliente entienda cuál es la situación actual de mercado, el entorno macro en el que estamos, para poder hacer una gestión adecuada de las expectativas y que una inversión que resulta difícil de asemejar a un índice, pueda terminar en decepción.

Nos encontramos ya en la parte madura del ciclo, parece que pronto llegaremos a un momento de desaceleración económica, e incluso hay quien apunta a escenarios de recesión, y es precisamente en este entorno económico donde es aún si cabe más relevante la diversificación, una correcta asignación de activos y el delegar la gestión en profesionales.

En un momento como el actual, con tipos de interés tan bajos (con un Euribor a tres meses, las Letras a un año y el bono del Tesoro a cinco años, todos en negativo, con un bono del Tesoro a 10 Años en el entorno de medio punto y algunas entidades que empiezan a cobrar por los depósitos), si no queremos que las comisiones mengüen drásticamente la rentabilidad, creo que es recomendable incluir, principalmente en una cartera conservadora o en la parte más conservadora de la mismas, algunos fondos de renta fija flexible global, que nos permitan una gestión activa capaz de ofrecer rentabilidades más atractivas a nuestros clientes. Sin gestión activa ni flexibilidad, el resultado de un fondo de renta fija será la rentabilidad a vencimiento de los bonos que compra y esa, en euros, hoy no es muy esperanzadora. 

Por eso creo que la estrategia ganadora en renta fija será la flexibilidad, pero esto no viene sin riesgo. Estos fondos tienen riesgo idiosincrático o dicho de forma más sencilla, riesgo gestor. La estrategia es la adecuada, pero la elección de un buen gestor es determinante, porque mayor flexibilidad solo es mayor rentabilidad y esta se utiliza adecuadamente.

Un riesgo en esta categoría es que la flexibilidad que tantas veces se anuncia, no termine siendo tal. El hecho de diferenciarse de un índice de referencia y buscar oportunidades desde cero requiere mucho más  que un folleto lo suficientemente flexible; que el gestor tenga la capacidad de ser flexible y tomar decisiones de inversión libremente; que el fondo tenga un tamaño que permita esa flexibilidad dentro del mercado de renta fija y, por supuesto, que la entidad gestora crea en la gestión activa y deje gestionar a sus profesionales.  

Los factores que hay que tener en cuenta para elegir fondos de esta categoría en la cartera de nuestros clientes son los de siempre: la volatilidad histórica y el riesgo del fondo, la distribución geográfica (que sea un fondo global bien diversificado por países o regiones), la duración, la calidad crediticia, el volumen (no demasiado) y el gestor (alfa), pero aspectos cualitativos más difíciles de medir de forma objetiva son aún más relevantes que en otras categorías de fondos.

En A&G creemos que la renta fija flexible global va a ser una categoría relevante para los próximos años, y por ello hemos incorporado a nuestro equipo a un gestor con un sólido track recordy experiencia en este tipo de activos, y ponemos a disposición de nuestros clientes, además de fondos de terceros en los que llevamos mucho tiempo invertidos, producto propio. 

Profesionales

Noticias relacionadas