Qué datos no hay que ignorar del mercado laboral de Estados Unidos


La evolución del mercado de trabajo en Estados Unidos viene siendo observada con lupa desde que la Reserva Federal se comprometiera a subir los tipos de interés si la tasa de desempleo caía por debajo del 6,5%. Sin embargo, la creación de nuevos puestos de empleo no va a la velocidad que muchos desearían, y así lo han confirmado los débiles datos del mes de diciembre, en el que sólo se crearon 74.000 empleos, frente a la expectativa de 200.000 del consenso de mercado. Además, la caída del desempleo se debió principalmente a la reducción de la fuerza productiva hasta el 62,8%, más que por nuevas contrataciones. Este dato cayó como un jarro de agua fría después de que los cuatro anteriores reflejaran un crecimiento superior al previsto por el consenso.

Sin embargo, como hacen notar desde Legg Mason Global AM, la decepción tras la publicación de este dato se trocó en escepticismo al observar que otros datos relacionados con el empleo sí habían sido positivos. Desde la firma destacan que el índice Conference Board de tendencias de empleo batió su nivel más elevado desde abril de 2008. Adicionalmente, el informe ADP del empleo en el sector privado –publicado dos días antes que el dato oficial de la tasa de desempleo- fue mejor de lo que se esperaba, y la última encuesta de la Federación Nacional de Negocios Independientes (NFIB por sus siglas en inglés) reflejó que tanto las ofertas de empleo como los planes de contratación han mejorado con respecto al año anterior.

En concreto, la creación actual de empleo en las pequeñas empresas –según el índice de NFIB de optimismo en pequeños negocios- ascendió al 23% en diciembre, cifra idéntica a la de noviembre pero un 16% superior en la tasa interanual. Asimismo, la media de creación de empleo de los últimos 12 meses fue del 19,92% en 2013, frente al 16,75% de 2012. Es la mejor tasa en 18 meses.

De acuerdo con los expertos de la gestora, "en general, en Estados Unidos se considera que las pequeñas empresas son el motor de la creación de nuevos empleos en el país. Por ello, un repunte significativo del crecimiento del empleo en el sector de las pequeñas empresas podría actuar como catalizador de una mejora en el mercado de trabajo en general". No obstante, matizan que "aún está por ver si esto se llega a producir", aunque consideren que "las ofertas de empleo y los planes de contratación resultan alentadores".

En el que destacan como el gráfico de la semana, los expertos de Legg Mason ponen el acento en la evolución de la creación de empleo medio en pequeñas empresas (línea roja) y de los planes de contratación (línea verde) durante los últimos 12 meses, según los datos de NFIB. También incluye en azul los datos de ADP. Las tres clases reflejan lo que denominan ‘tasa de cambio’ en las diferentes series: “Mientras que el ritmo de crecimiento de nuevos trabajos en pequeñas empresas se han estabilizado, el notable incremento recientemente en planes de contratación y apertura de negocios podría bien ser un signo de mejora en el camino de creación de empleo”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído