¿Qué conviene tener en cuenta antes de decantarse por una estrategia alternativa con liquidez diaria?


BMO_liquid_alts_growthLas estrategias de gestión alternativa con liquidez diaria –conocidas también por su denominación en inglés como ‘liquid alts’– son relativamente nuevas pero han tenido una gran aceptación entre los inversores, como demuestra el crecimiento experimentado en la última década, tanto en términos de patrimonio (de 50.000 millones de dólares en 2006 a más de 300.000 en 2015) como en número de fondos (de 132 a más de 600 en el mismo periodo).

BMO_liquid_alts_categoriesSin embargo, este rápido crecimiento se ha traducido en una gran heterogeneidad de estrategias que complica tanto su categorización como su inclusión en una cartera tradicional. Ante esta realidad, los expertos de BMO Global AM repasan algunas de las cuestiones que conviene tener en cuenta a la hora de plantearse la inversión en este tipo de productos.

Para empezar, los inversores deben de tener claro qué aportan estas estrategias. “A medida que nos alejamos de la Gran Recesión, la tradicional cartera compuesta por un 60% de acciones y un 40% de bonos se enfrenta a retos que no había vivido en mucho tiempo, o incluso nunca”.

El equipo de BMO Global AM se refiere, principalmente, a la caída que han venido registrando de forma constante los tipos de interés desde la década de los ochenta, una tendencia que continuará en el futuro y que pone en duda la viabilidad del modelo 60/40 a largo plazo. “Una de las ideas básicas de este paradigma –que los bonos ofrecen rentabilidades elevadas con baja volatilidad– ya no es realista. Según nuestros cálculos, las rentabilidades de las carteras mixtas tradicionales en los próximos 10 años serán un 4% más bajas que las generadas en los últimos 35. Los inversores van a tener que adaptarse”.

Aquí es donde las estrategias alternativas con liquidez diaria pueden resultar particularmente útiles, al aportar “más rentabilidad con el mismo nivel de riesgo o la misma rentabilidad con un menor nivel de riesgo”. No obstante, como remarcan desde la casa canadiense, ante la diversidad de enfoques y la complejidad inherente a muchos de ellos, el reto está en acertar con la elección del gestor. “La selección de gestores de inversión alternativa es más difícil que en estrategias long-only por la mayor dispersión de rentabilidades y de exposición al mercado que registran los primeros”.

BMO_liquid_alts_returns BMO_liquid_alts_beta

“El proceso de due diligence debería tener en cuenta estas fuentes de diversificación y entender las diferencias estructurales entre los gestores y las estrategias para entender los factores de alfa y de beta y, muchas veces, sin tener un índice de referencia con el que comparar”. La gestora recomienda fijarse en cuestiones como la estrategia y el proceso de inversión, la rentabilidad histórica, la gestión del riesgo y la estructura y características de la organización, antes de tomar una decisión.

Otra opción es decantarse por un fondo que combine diversas estrategias alternativas en una única cartera concentrada. “Un fondo alternativo multiestrategia combina un robusto proceso de due diligence, construcción y gestión de la cartera con el control del riesgo, todo ello llevado a cabo por experimentados gestores profesionales”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído