¿Qué clase de activos están registrando las mayores salidas de dinero?


Una de las víctimas de la corrección de los mercados han sido los activos de los mercados emergentes. Están sufriendo salidas debido a menores oportunidades de carry trade y los débiles datos que se están conociendo en China. También salen a la superficie otros asuntos más estructurales. Según ING Investment Management, estamos viendo ventas indiscriminadas en aquellas áreas que captaron las mayores entradas en los últimos años como crédito, deuda emergente y sectores de renta variable con crecimiento estable. “Parte de estos segmentos de mercado se habían visto sobre-extendidos debido a entradas incesantes durante los últimos dos años, y por tanto, era de esperar que se corrigiera en algún momento”.

La presión sobre los mercados emergentes está aumentando, lo que ha llevado a ING IM a infraponderar en sus carteras renta fija y renta variable emergente. “En el actual entorno económico, los activos de los mercados emergentes son muy vulnerables, ya que las entradas de flujos en la región se irán debilitando a causa de la incertidumbre sobre el fin de la flexibilización cuantitativa por parte de la Reserva Federal y el estrechamiento de los diferenciales de los tipos de interés (carry)”. En los mercados desarrollados, por el contrario, la firma reconoce haber visto más cambios estructurales desde que se desató la crisis financiera, lo que deja espacio para alguna sorpresa positiva de crecimiento en comparación con los emergentes.

“La combinación de mejores datos económicos en Estados Unidos y el decepcionante crecimiento en China, es claramente negativo para los mercados emergentes”. Para ING IM, el motor de crecimiento de los mercados emergentes durante los últimos años ha sido la demanda China y los flujos relacionados con el carry trade. “Ambas fuentes de crecimiento están bajo presión. La primera, a causa de la evidente ralentización estructural en China y la segunda, debido al aumento del nerviosismo sobre la política de flexibilización cuantitativa de la Reserva Federal”, explica la entidad holandesa en un artículo. Pero... ¿ha cambiado en algo la historia de los emergentes?

Según Mark Mobius, presidente de Templeton Emerging Markets, algunos de los mercados emergentes más grandes como Sudáfrica, Corea del Sur, Rusia, China y Brasil han perdido terreno en lo que va de año. “Las previsiones del reducido crecimiento del PIB no ayudaron y los mercados con muchos productos básicos recibieron un doble impacto, ya que las perspectivas del crecimiento reducido hicieron caer los precios de los productos básicos, al mismo tiempo que los indicios del aumento en los costos de producción presionaron a las empresas individuales mineras y energéticas”.

En opinión del equipo de emergentes de Franklin Templeton Investments, es posible que muchos de estos problemas que frenaron a los mercados emergentes más grandes en los últimos meses tengan poco impacto a largo plazo. “Las medidas de China para enfriar los mercados de propiedades deben considerarse dentro del contexto del sólido crecimiento constante y de las medidas para reajustar la economía hacia modelos de crecimiento más sustentable. Algunas medidas políticas que generaron costos a corto plazo podrían, en última instancia, traer beneficios a largo plazo, como las medidas anticorrupción que llevaron a reducir la demanda de artículos de lujo durante el año nuevo chino".

En Rusia, Mobius considera que los problemas de los derechos de los accionistas están contrarrestados con lo que consideramos valoraciones bursátiles excepcionalmente baratas. Mientras tanto, la dirección general de la política tanto en India como en Brasil continúa orientada hacia el mercado. "Más importante aún, creemos que la reciente debilidad de los productos básicos no representa una tendencia a largo plazo”, asegura el gurú.

A pesar de la reciente moderación en las estimaciones mundiales del crecimiento del PIB a corto plazo, Mobius aún anticipa una posible reaceleración del crecimiento en 2013 y en los años subsiguientes. “Se espera que el 2012 marque un punto bajo. Además, en 2013 esperamos crecimiento, en general, en los emergentes y, más a largo plazo, esperamos que sea más sólido que en los desarrollados. Creemos que ese crecimiento sólido podría no solo impulsar un aumento de la demanda de productos básicos, sino que también se haría sentir en la rentabilidad y en las valoraciones corporativas. Es probable que la industrialización y la urbanización en los emergentes aumenten aún más la demanda de productos básicos, lo que podría incrementar los precios a más largo plazo”, señala en un artículo publicado en su blog.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído