¿Qué bancos europeos están más expuestos a Rusia?


Mientras que Ucrania reconstruye su sistema democrático, es hora de poner el foco sobre las consecuencias que Rusia puede sufrir e infligir a otros países de la eurozona tras la anexión de la península de Crimea, especialmente en lo que respecta al sector financiero del Viejo Continente. Los acontecimientos siguen sucediéndose a una velocidad vertiginosa: ayer, la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's puso en perspectiva negativa el rating de Rusia, fijado actualmente en BBB, por el riesgo geopolítico. 

En su último informe Market Insights, los expertos de J.P.Morgan AM abordan el impacto que puede causar el conflicto sobre el sistema financiero europeo, en previsión de que la comunidad internacional aplique sanciones económicas y financieras a Rusia. Desde la gestora explican que los bancos europeos tienen actualmente 184.000 millones de dólares de exposición a bancos en Rusia  (tomando como referencia datos de finales de septiembre de 2013). Los países más expuestos son Francia, Alemania e Italia (ver gráfico). 

“Si bien es probable que el mayor impacto para la economía europea venga como consecuencia de las restricciones a la venta de gas ruso a Europa, el vínculo existente entre los sectores bancarios de algunos países puede incrementar la tensión política y con ello crear una mayor volatilidad en el sector financiero europeo”, advierten desde la firma americana. 

Fuente: BIS, J.P.Morgan AM. Datos a 14 de marzo. 

 

El banco de inversión Morgan Stanley, por su parte, también ha querido analizar el impacto de la política rusa sobre el sistema financiero europeo. De acuerdo con datos del Banco de Pagos Internacionales (BIS), la exposición directa de los bancos de la zona euro a Rusia es relativamente manejable en términos absolutos, unos 122.000 millones de dólares en el tercer trimestre entre las seis economías más grandes de la eurozona. A diferencia de J.P.Morgan AM, para Morgan Stanley los países más expuestos son Holanda y Francia.

En cambio, los expertos de la firma sí ven más exposición de los bancos de la eurozona a los países de Europa del Este y Europa Central. Las entidades de Bélgica y Holanda parecen las más proclives al riesgo, con un 12% y un 6% sobre sus respectivos PIB en el tercer trimestre de 2013. 

“En general, el impacto de un shock económico negativo en Rusia sobre la eurozona a través del sistema bancario probablemente sería limitado. Sin embargo, si el impacto fuera transmitido a las economías de Europa oriental, los efectos secundarios sobre la zona euro a través del sistema bancario serían más dolorosos”, concluyen desde el banco. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído