¿Qué activos perciben los fondos soberanos como un refugio?


Frente a la baja volatilidad de los mercados – particularmente de la renta variable- la preocupación por los shocks geopolíticas reflejada en la V edición del Invesco Global Sovereign Asset Management Study 2017 está llevando a los fondos soberanos a identificar aquellos países y activos donde poder refugiarse si vuelven las turbulencias. Eso sí, con un importante matiz: ya no se trata sólo de buscar refugio, sino que estos activos y países deben ofrecer seguridad y crecimiento.

Alexander Millar, responsable de fondos soberanos de EMEA y Oriente medio y de ventas institucionales en África de Invesco, explica que “tradicionalmente, los fondos soberanos han agrupado a los países por su desarrollo económico o su región geográfica para formar sus asignaciones generales”. Así, el estudio correspondiente al año pasado había detectado un incremento de las asignaciones a Norte América, “basándose en la percepción de que EE.UU. era un refugio para los activos soberanos, guiado por la fortaleza de su divisa y los cambios fiscales positivos para los inversores internacionales”.

Sin embargo, los resultados de la edición actual del estudio reflejan que el alza de riesgos políticos idiosincráticos está causando que los fondos soberanos reequilibren sus asignaciones por países. El estudio se elaboró a partir de entrevistas realizadas entre enero y marzo de 2017 con 97 fondos soberanos de referencia, fondos de pensiones estatales y bancos centrales con un patrimonio superior a 12 billones de dólares.

Dentro de los países desarrollados, la suma de los eventos geopolíticos y la incertidumbre en torno al rumbo de los tipos de interés está llevando a los fondos soberanos a identificar qué mercados presentan activos refugios, lo que explica que se haya vuelto a incrementar la asignación a EE.UU. y Alemania. Un 82% de fondos soberanos han citado al Brexit como un elemento de importancia creciente a la hora de tomar decisiones sobre asignación de activos, mientras que un 68% señaló a las elecciones en EE.UU. como desencadenante de su reasignación.

Países desarrollados… e India

Los fondos soberanos han incrementado otra vez su exposición a EE.UU. debido a las subidas de los tipos de interés, pero también porque el rendimiento de sus bonos es más atractivo que el de los bonos de otros países desarrollados. A estos factores se añade la confianza en que Donald Trump consiga sacar adelante su reforma fiscal. Esto explica que un 40% de fondos soberanos indicaran su  intención de incrementar su asignación al país durante este año. Adicionalmente, algunos fondos soberanos también indicaron su intención de incrementar su exposición al dólar a través de sus inversiones internacionales.

Adicionalmente, el estudio ha detectado el incremento del apetito por inversiones inmobiliarias en EE.UU. – en línea con las conclusiones generales del estudio. Sin embargo, resulta más notable el “creciente optimismo en torno al potencial para alcanzar nuevos acuerdos para desarrollar infraestructuras en EE.UU., después de una campaña política que sugería una oportunidad de inversión de un billón de dólares”, detalla el responsable de Invesco.

Dicho esto, el informe aclara que “los fondos soberanos de Europa y Asia hicieron notar que las inversiones de éxito en activos inmobiliarios estadounidenses no dan la garantía de que haya oportunidades similares en infraestructuras”. Esto es debido a que muchos de los participantes en el estudio mostraron su preocupación por la posibilidad de que una política excesivamente proteccionista limite a inversores internacionales el acceso a la inversión en infraestructuras y activos inmobiliarios, “lo que tendría implicaciones económicas en el largo plazo, al estar las relaciones internacionales bajo presión”.

Los fondos soberanos también han buscado refugio en Alemania, como antídoto frente a un posible escenario de desintegración europea post Brexit. Han incrementado las inversiones en el país basándose en su fortaleza económica, su estabilidad, la solidez de su sector industrial y por la potencialidad de que los mercados financieros alemanes experimenten crecimiento tras las negociaciones del Brexit, “ofreciendo una plataforma estable para las inversiones en Europa”.

Como novedad, en esta edición del estudio de Invesco se ha constatado que los fondos soberanos ven potencial de inversión en los mercados indios, a pesar del ajuste táctico hacia mercados desarrollados. Es un dato interesante, dado que esta clase de inversores está siendo muy selectiva con sus asignaciones a emergentes – sólo seleccionan los mercados con mayor perfil de crecimiento- dada la incertidumbre en torno al precio de las materias primas.  Así, mientras que otros países han tenido problemas para equilibrar sus balanzas de pago tras el desplome de las commodities, en cambio India ha registrado un crecimiento constante de su PIB.

Sin embargo, como la estructura económica del país es compleja y sus cotizadas están relativamente poco cubiertas por las casas de análisis, muchos fondos soberanos han optado por centrarse en la inversión en capital riesgo indio, para poder beneficiarse del rápido proceso de urbanización que está experimentando la nación. Además, se benefician de la reforma implementada en 2016 para impulsar la inversión extranjera, que relajaba los requisitos para invertir en ciertos sectores (incluyendo capital riesgo) y que ha abierto las puertas a una fuerte inversión por parte de los fondos soberanos extranjeros.

El último país percibido como refugio es curiosamente Reino Unido, aunque con algunas aclaraciones. En realidad, se trata de una posición que ya aparecía en ediciones anteriores del estudio, por lo que ha retenido su influencia, aunque los fondos soberanos perciben al Brexit como “significativamente negativo para la inversión en Reino Unido”, así como un factor de incertidumbre en torno a la prevalencia de Londres como corazón financiero de Europa.

Lo que ha detectado el estudio es que las asignaciones a Reino Unido han estado condicionadas por las fluctuaciones de la libra, más que por reembolsos.  De hecho, la depreciación de la divisa ha contribuido al buen comportamiento de la bolsa inglesa – donde operan predominantemente multinacionales que se benefician del nuevo tipo de cambio-, pero también ha permitido que los gestores británicos hayan podido ofrecer sus servicios con un descuento con respecto a sus competidores internacionales. “Esta barrera baja de entrada en Reino Unido representa una oportunidad para los gestores británicos que puedan demostrar su experiencia en el mercado local y procesos sólidos de cobertura de divisa a los inversores soberanos internacionales”, explican desde Invesco.

Adicionalmente, muchos fondos soberanos que ya disponían de activos inmobiliarios británicos o de infraestructuras indicaron su intención de no cancelarlas en el futuro próximo, debido al horizonte de largo plazo que presentan esta clase de inversiones.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído