Q2E "Kicking the bottle down the road"


“Los mercados subieron y los tipos de interés a largo plazo bajaron cuando los inversores empezaron a anticipar la actuación más reciente de la FED. Una situación financiera más favorable promoverá el crecimiento económico. Por ejemplo, hipotecas a tipos más bajos harán las viviendas más asequibles y permitirán que un mayor número de propietarios puedan refinanciarse. Tipos más bajos para las empresas incentivarán la inversión. Los precios más altos de los activos impulsarán el patrimonio de los consumidores devolviéndoles la confianza, lo que podrá también reactivar el gasto. El incremento del gasto producirá mayores rentas y beneficios que, en un círculo virtual, dará un mayor soporte a la expansión económica”……..Presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke, Washington Post 14/11/2010

La reserva Federal prepara su segundo ataque para la reactivación económica a través del denominado “relajamiento cuantitativo” mediante la compra de $600.000 millones de letras del tesoro americano en los próximos meses, adicionalmente a los $250.000 millones ya planeados para la compra de algunos activos de Fannie y Freddie Mac según vayan venciendo.

Llama la atención la omisión premeditada de cualquier referencia en estas medidas a la situación actual de las entidades financieras, máxime cuando el propio Bernanke ha reconocido públicamente que las actuaciones anteriores (idénticas a la que se pretende lleva a cabo ahora) no ha tenido ningún efecto en la velocidad del dinero o incremento de la liquidez en el mercado la M2 “(M2=M1 (monedas, billetes, cuentas corrientes)+depósitos + cuentas de ahorro + fondos de dinero no institucionales)

¿Por qué esta 2ª oleada de liquidez va a fracasar en el intento de estimular la economía como lo hizo la primera?

Seth B. Carpenter y Selva Demiral recientemente han publicado un trabajo en la Web de la Reserva Federal donde hacen ver como las reservas de los bancos se incrementaros dramáticamente desde el principio de la crisis financiera. Las reservas han aumentado asombrosamente un 2.173% de $43.7bn en Septiembre del 2008 a $1.1Tn hoy mientras que la M2 se ha incrementado tan solo en un 14% y los depósitos han caído en más $140.2bn en el mismo periodo.

Los propios oficiales de la reserva federal no tienen ni idea de cómo, o si de si realmente funcionará esta medida. “La gran cantidad de reservas creadas en los bancos y que han sido vistas como un producto de las compras (relajamiento cuantitativo) parecen no tener efecto ni en el sistema financiero ni en la economía. Esta visión no es consistente con los modelos actuales en numerosos libros de texto o la tradición modernista de política monetaria………….necesitaremos vigilar este cauce cuidadosamente” Donald Kohn vicepresidente de la FED en un discurso pronunciado el 24 de Marzo de 2010.

El Banco de Japón intentó el famoso “quantitative easing” para revitalizar su economía y revertir la deflación, pero no funcionó. Curiosamente Donald Kohn tras 40 años de servicio en la Reserva Federal y haber pronunciado este discurso el 24 de Marzo, renunció acto seguido de su cargo como Vicepresidente de la FED.

Como anécdota el Nikkei subió un 30% con el anuncio de la medida, para volver a desplomarse poco después tras la probada ineficacia de la misma.

Más chocante aún es que Ben Bernanke y Blinder (1988), Kashyap y Stein (1995) remarcaran literalmente en diversas ocasiones que “ el canal del crédito bancario no es operativo si los bancos obtienen otras vías de financiación externas.”

Es decir que Bernanke ya sabía en 1988 que el “quantitative easing” no funcionaba pero hoy es su principal promotor. Fue el primero en recomendar a Banco de Japón que depreciara su moneda, mantuviese los tipos cercanos a cero por tiempo indefinido y que expandiera sus operaciones de mercado abierto a la compra de otros activos, como la deuda a largo plazo de gobierno o bonos corporativos. Hoy recomienda lo mismo a pesar de que a Japón no le hizo ningún bien.

Las palabras de Bernanke en el Washington Post demuestran una ignorancia manifiesta, que se prueba con un sencillo ejercicio matemático: Históricamente un 1% de incremento en el S&P500 se ha correspondido con un incremento del 0.042% en el PIB en el mismo año, un 0.035% al año siguiente y una correlación negativa en los años sucesivos.

Asumiendo que es cierto, que no lo es que el incremento del valor del mercado, eleve el crecimiento del PIB, hoy la Capitalización Total del S&P500 es equivalente al PIB, es decir $14Trillones. Un avance del mercado de un 10% resultaría un incremento de su valor en $1,47Trillones, y tendría tan solo un impacto de $11,3bn sobre el PIB además dividido por un número de años. Es más si los beneficios empresariales como porcentaje del PIB permanecieran en records históricos del 8% y se distribuyesen íntegramente a los inversores, supondrían un pago único después de impuestos de tan solo de $904 millones.

El que las fluctuaciones de los mercados tengan un impacto tan limitado en el PIB se explica porque los inversores de forma correcta las perciben como no permanentes, sobre todo cuando estas se producen por variaciones proporcionales en los fundamentales de la economía a largo plazo.

En el corto plazo han sido 2 las políticas (ambas bastante preocupantes) que han permitido ir lanzando el problema hacia delante sin solucionarlo, para que los mercados se tomen un respiro:

1. La supresión de la norma contable de presentar en el balance la valoración de los activos a precios de mercado y utilizar una valoración….¿razonable? reflejada en la caída de las provisiones en los últimos resultados de la banca en general y sus consecuentes beneficios.

2. La garantía de facto e incondicional de la FED mediante la adquisición de $1.5 trillones de obligaciones insolventes de Fannie y Freddie Mac, que pone a los contribuyentes en primera línea de fuego, ya que son estos los que garantizan en última instancia su devolución íntegra, por lo que la medida además tiene implícito un componente fiscal. La toma de medidas fiscales corresponde al Congreso no a la FED así que esta medida además de amoral es inconstitucional.

La FED no solo está intentado tratar los síntomas del enfermo en lugar de combatir la enfermedad, y lo sabe, sino que pretende crear una nueva burbuja para solucionar la actual con idénticas y devastadoras consecuencias.

Lo más leído