¿Puede Alemania seguir creciendo sola?


Hasta ahora, la economía de la primera potencia económica de Europa parece haberse mantenido relativamente ajena a los problemas de crecimiento que atraviesa la eurozona. Pero… ¿puede la locomotora alemana seguir creciendo sola? Según AXA Investment Managers, “el mix entre diversificación geográfica de las fuentes de crecimiento y especialización de los productos teutones hace prever que su economía siga beneficiándose del incremento de la demanda externa, aún a pesar de que la eurozona entre en un nuevo escenario de recesión económica”.

Tal y como reconoce la entidad gala en un informe, la crisis del euro y la puesta en marcha de los mecanismo de rescate a los países en dificultades ha llevado a muchos expertos a preguntarse si, desde una perspectiva germana, el beneficio económico que le supone al país estar dentro de la unión monetaria vale la pena en función del coste fiscal que acarrea. Para AXA IM, “el mayor riesgo al que se enfrenta el país es precisamente la ruptura del euro dado el impacto que, consecuentemente, en términos comerciales tendría la apreciación de su nueva divisa”.

Dentro de una eurozona cohesionada, la gestora ve una serie de fortalezas para la economía alemana de cara al futuro. Considera que el comercio mundial crece estructuralmente más rápido que el PIB por lo que, incluso a pesar de la eurozona entre en un escenario de estancamiento económico, una reducción del comercio mundial se antoja poco probable. “Esta visión nos hace tener bastante confianza en que Alemania pueda seguir disfrutando de un crecimiento sostenido de la demanda externa durante los próximos años”, señalan desde la entidad.

Las ventajas competitivas de Alemania son muchas. Una de ellas es la especialización, aspecto que será crítico en los próximos años y para lo que el país se ha estado preparando. Lo evidencia su posición en la producción de bienes manufactureros de valor añadido, como por ejemplo en el ámbito tecnológico. “Esto será clave para Alemania ya que, en primer lugar, este sector es más resistente a los ciclos económicos, ya que la empresas siguen invirtiendo en tecnología para mantener su competitividad. Y, en segundo término, porque el crecimiento de este sector es muy alto, dado que la competencia es baja y no suelen existir productos alternativos en el mercado”.

Esto ayudaría a que las exportaciones alemanas –vitales para la favorable evolución de su economía– sigan haciéndolo bien. “No obstante, todos los elementos descritos hasta ahora asumen implícitamente la supervivencia de la eurozona, ya que una ruptura de la región podría producir un shock”. La firma recuerda que en los tratados europeos no se contempla el que un país abandone la moneda única, por lo que un paso en ese sentido sería un salto hacia lo desconocido. “Aunque sólo fuera un estado miembro el que se saliese del euro, la prima de riesgo de la divisa que había desaparecido dentro de la Unión podría resurgir, lo que obligaría a reescribir los contratos de comercio”.

Noticias relacionadas

Lo más leído