Pros y contras de las cuentas gestionadas para los hedge funds




Riva Waller, Directora del Grupo de Estructuras de Inversión de Man Investments. Una cuenta gestionada (MAC) es una estructura de inversión que pertenece o es controlada por un inversor, pero que normalmente reproduce la estrategia de un hedge fund existente.Una MAC fuerte normalmente contará con un consejo de administración independiente y una red de relaciones contractuales entre la cuenta y sus contrapartes de trading y proveedores de servicios.Las MAC pueden ser simples fondos principales independientes, o pueden llegar a incluir diversas entidades con fines especiales y fondos subordinados para ajustarse a un trading a medida y una fiscalidad especial en distintas jurisdicciones.VentajasAunque las estructuras MAC difieren según el inversor, la premisa fundamental sigue siendo la misma:los inversores pueden beneficiarse gracias a un mayor control y transparencia.Como muestra el gráfico, el gestor de inversiones acuerda las condiciones comerciales y jurídicas con la MAC. Los gestores son responsables de operar la estrategia según las condiciones acordadas.Las principales ventajas para los inversores pueden ser las siguientes: Transparencia a nivel de posición con disponibilidad diaria, semanal o mensual (especialmente importante para las entidades que desean gestionar su exposición distribuida entre varias carteras) Capacidad para personalizar las pautas de inversión y riesgo Control operativo Selección de contrapartes y proveedores de servicios Mejora de la gestión del riesgo y el efectivo Activos segregados – sin obligaciones cruzadas con otras entidades Los activos se depositan en cuentas de custodia autorizadas y a nombre del inversorLímitesSin embargo, las MAC presentan ciertas limitaciones.Para empezar, esta estructura puede añadir de 50 a 100 puntos básicos al coste de invertir en un hedge fund, porque puede requerir más servicios para gestionar los datos diarios.Normalmente, este gasto se resta de la rentabilidad.Las MAC también pueden presentar dificultades operativas y de relación con los gestores del hedge fund.Los recursos y esfuerzos adicionales que necesita el gestor para integrar adecuadamente a un proveedor potencial de nuevos servicios pueden ser importantes.La relación profesional entre algunos gestores y proveedores de servicios puede ser compleja, ya que la propiedad última de la relación con estos proveedores de servicios corresponde a la cuenta gestionada y no al gestor.Asimismo, las MAC no son adecuadas para todas las estrategias de trading.Recoger diariamente datos exactos es difícil y puede no ser especialmente útil en el caso de algunos hedge funds, como los gestores event driven, que negocian en mercados muy ilíquidos, con instrumentos complicados y activos difíciles de valorar.Para aclararnos, si existe una laguna entre los activos subyacentes de la cuenta y la capacidad del inversor para interpretar y actuar en función de los datos, el coste de la MAC puede superar a sus beneficios.En consecuencia, las MAC suelen estar concentradas en futuros gestionados, renta variable long/short y otras estrategias cotizadas que son más sencillas de operar y gestionar desde el punto de vista administrativo, y que permiten a los inversores sacar provecho de las opciones de liquidez.Economías de escalaLas MAC también exigen una gran actividad de administración y control.Es esencial que el inversor tenga los conocimientos y recursos necesarios para establecer y operar la cuenta gestionada de tal forma que la atención del gestor no se aparte de la actividad de trading.Los recursos limitan el número de MAC que un gestor puede operar de forma efectiva y es importante que los hedge funds se asocien a inversores que tengan la experiencia correcta – con frecuencia, los situados en el extremo más grande del espectro.Por último, la cuestión de las ventajas de la transparencia en el nivel de las posiciones no está resuelta.La cantidad de datos puede ser abrumadora y muchos cuestionan la capacidad de los inversores para interpretar adecuadamente esos datos.Los inversores contratan a un hedge fund para que tome decisiones de inversión en su nombre, por lo que la creación de un mecanismo ‘de gestión del gestor’ es potencialmente contraproducente.En buenas manosNo obstante, las MAC son instrumentos potentes de gestión activa que ofrecen a los inversores profesionales las herramientas necesarias para mejorar su control del riesgo, rentabilidad y dinámica de asignación, además de proporcionar mecanismos importantes para controlar y mitigar el riesgo operativo.Pueden no ser para todos, ni útiles para todas las estrategias, pero para los usuarios con los recursos y conocimientos necesarios para seguir el ritmo de los cambios y que puedan entender los voluminosos flujos de datos que suministran, las MAC ofrecen una ruta alternativa y potencialmente potente para acceder a la experiencia de los gestores de hedge funds.



Riva Waller, Directora del Grupo de Estructuras de Inversión de Man Investments

Lo más leído