Profim: "Existen oportunidades en otros destinos menos vulnerables que los emergentes”


“Existen oportunidades en otros destinos menos vulnerables que los emergentes” y de ahí que desde PROFIM Asesores Patrimoniales EAFI no recomienden invertir en este tipo de activos hasta que pase la tormenta. La inestabilidad de estos países al inicio del año ha sido una de las fuentes de volatilidad de los mercados bursátiles mundiales, pero, ¿qué factores les hace ser tan determinantes a la hora de no recomendar el tomar posiciones en estos mercados?.

Un menor crecimiento, con problemas de inflación como en Brasil, o uno más equilibrado como el que tendrá en el futuro China, que se trasladará en un impacto negativo sobre aquellas economías que tengan ligadas un porcentaje importante de sus exportaciones al país; una reducción de márgenes empresariales; la incertidumbre que suponen las elecciones presidenciales; así como, la menor barra de liquidez mundial como consecuencia de un menor estimulo monetario de EE. UU. y China; son los cuatro factores que están provocando las grandes caídas tanto en bolsa como renta fija emergente, en el que no se está discriminando entre las economías con fundamentales sólidos de aquellas mas débiles. Como consecuencia de todo lo anterior, apuntan, persistirán en el corto plazo las turbulencias de las divisas.

A pesar de que “hay motivos para ser moderadamente optimistas este 2014 con la mayoría de los mercados de acciones, sobre todo de Europa y EE.UU.”, insisten que el entorno va a ser más volátil que los dos últimos años. Y en ello va a influir, además de la situación de los emergentes, la incertidumbre que hay en torno al final de la política monetaria expansiva de la Reserva Federal.

La incerdidumbre de la reducción de estímulos por parte de la FED

Aunque desde Profim consideran que esta política sigue siendo expansiva, en realidad, si está teniendo efecto la reducción de estímulos. El más importante, remarcan, es que se deja de adulterar los mercados financieros y, con ello, se pueden gestar burbujas como la que pudo vivir el oro, la que se ha dado en los emergentes y mucho peor, señalan, “la que se podría haber estado gestándose en la renta variable de muchos países industrializados”.

Según contextualizan, parece que “salvo que la economía norteamericana tenga una recaída importante, se descuenta que la compra mensual de activos se vaya reduciendo de forma paulatina a lo largo de este año”. Y aunque esta menor intervención les parezca acertada, creen que surgen dos incertidumbres que afectan al comportamiento de las bolsas. ¿Es sostenible el crecimiento de EE. UU. sin los estímulos y dos, son capaces las empresas norteamericanas de aumentar sus beneficios por el incremento de los ingresos en lugar de la reducción de costes?.

Ambas son dudas de un calado importante, por ello piensan que en un mundo más normalizado la evolución futura de los mercados de acciones va a depender mucho más de los datos macroeconómicos y de los resultados de las compañías, mientras que consideran que tendrán menos influencia las injerencias de los bancos centrales.

Todo ello, y a pesar de que los emergentes estén más baratos, lleva a la entidad a aconsejar al inversor a orientar su inversión a otros destinos de menor riesgo y con más visibilidad de resultados como Europa (incluida España) y EE. UU., tanto en deuda como en renta variable.  En esta última especialmente, aunque piensen que el inversor va a tener que soportar cierto nivel de volatilidad en los próximos meses, no consideran que hay un cambio de tendencia, sino una corrección tras las fuertes subidas registradas en los últimos meses. De hecho, comentan que “es bastante probable que la renta variable siga corrigiendo”.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído