Tags: Renta Fija |

Primeros pasos


TRIBUNA de Henrik Stille, gestor de la estrategia Low Duration European Covered Bond, Nordea AM. Comentario patrocinado por Nordea AM.

El entorno actual resulta indudablemente complicado para aquellos inversores potenciales que estén sopesando una forma de entrar en los mercados financieros por primera vez con bajo riesgo. Tradicionalmente, bastaba con invertir en los mercados de deuda soberana. Sin embargo, dados los niveles de rentabilidad extremadamente bajos que ofrecen los bonos hoy día y los crecientes signos de repunte de la inflación, muchos activos considerados antes seguros para realizar una primera incursión en los mercados han dejado de ser fiables.

¿A qué pueden recurrir los inversores potenciales actualmente en busca de activos con rendimientos seguros más altos? La respuesta podría hallarse en una de las clases de activos más subestimadas: los covered bonds europeos.

Doble protección

Una de las características más atractivas de los covered bonds es la doble protección que ofrecen a los inversores, indica Henrik Stille, gestor de cartera de la estrategia Low Duration European Covered Bond. Emitidos por bancos o entidades hipotecarias, los covered bonds europeos son instrumentos de deuda respaldados por un conjunto de activos de garantía. El primer recurso es la reclamación completa de los activos del emisor, por lo que, en caso de insolvencia de este, los inversores en covered bonds cuentan con derechos de acreedor sobre los activos. El segundo recurso es un acceso preferente al conjunto de activos de garantía. Los flujos de caja de este respaldan los covered bonds, además de ofrecer un nivel superior de cobertura. Dichos flujos se utilizarán como garantía de los bonos en caso de insolvencia del emisor en forma de pago oportuno de los cupones y el principal si el emisor no puede hacer frente a sus obligaciones.

Las recientes mejoras introducidas en la reglamentación de la UE conceden un trato preferente a los covered bonds europeos, que los sitúa a un nivel de protección similar a la deuda soberana en términos de riesgo, a pesar de su potencial para ofrecer mayores rentabilidades que la deuda pública europea tradicional. De hecho, los covered bonds europeos no han registrado ningún impago en sus más de 200 años de historia.

Si bien algunos inversores buscan la seguridad de la deuda preferente de los bonos corporativos, esta área del universo de la renta fija tampoco es inmune a pérdidas  sustanciales derivadas de insolvencias. Por ejemplo, en 2016, los acreedores de deuda preferente del Banco Espirito Santo registraron importantes pérdidas como parte del mecanismo de recapitalización interna del banco. Por el contrario, los covered bonds están exentos del mecanismo de recapitalización interna de la UE.

El fantasma de la inflación

Si bien el sólido argumento de inversión a favor de los covered bonds resulta cada vez más patente, la vuelta al mercado de una acusada volatilidad desde comienzos de 2018 ha llevado a una gran cantidad de inversores en bonos, así como a nuevos participantes potenciales en los mercados de la renta fija a replantearse sus inversiones. Como se indicó anteriormente, las rentabilidades que ofrecen la mayor parte de los títulos de deuda soberana europea se sitúan en niveles extremadamente bajos, con muy poco margen de protección contra las crecientes presiones inflacionistas.

Esta es una de las razones por las que Nordea lanzó la estrategia Low Duration European Covered Bond en el último trimestre de 2017. Esta estrategia, que sigue el proceso de la estrategia European Covered Bond tradicional de Nordea, utiliza cobertura para reducir la duración de cinco años a aproximadamente uno, lo que rebaja considerablemente el riesgo de pérdida  de rentabilidad asociado al crecimiento de los tipos de interés.

La inflación ha sido un factor desdeñado por los inversores durante bastante tiempo. Sin embargo, cada vez son mayores los indicios de presiones inflacionistas. Las personas que mantienen efectivo observan cómo la inflación reduce el valor de su dinero. A simple vista, parece que la única forma de generar rentabilidad hoy día es asumir riesgos considerables, lo que se traduce en un mayor potencial de sufrir pérdidas de capital. Sin embargo, el objetivo de nuestra estrategia Low Duration European Covered Bond es ofrecer rentabilidades atractivas y proporcionar más tranquilidad en relación con el riesgo de duración.

Adopción de un enfoque activo

La mayor parte de los inversores acceden a la clase de activos de covered bonds a través de soluciones pasivas. Este enfoque es erróneo, según Stille Nordea Asset Management cuenta con una experiencia considerable en el ámbito de los covered bonds, con un equipo de inversión específico que gestiona en torno a 39.000 millones de euros de activos desde junio de 2018.

Si bien la inversión en covered bonds puede parecer bastante sencilla a primera vista, no hay que dejarse engañar. El mercado de covered bonds es ineficiente en muchos aspectos: desde nuevos emisores que ofrecen una prima para atraer a inversores hasta el efecto de los métodos de calificación que no capturan completamente el modelo de negocio de determinados emisores. Además, los diferenciales de crédito varían constantemente en esta clase de activos, debido a menudo a factores específicos relacionados con el país o el emisor. Es necesario adoptar una actitud activa para aprovechar esta circunstancia. Las ineficiencias y las complejidades del mercado ofrecen una amplia gama de oportunidades a nuestro equipo de inversión, que adopta un enfoque auténticamente activo y dinámico en nuestras posiciones.

Nordea Asset Management es el nombre funcional del negocio de gestión de activos que llevan a cabo las entidades jurídicas, Nordea Investment Funds S.A. y Nordea Investment Management AB ("Entidades Legales") y sus sucursales, filiales y oficina de representación. El presente documento está destinado a proporcionar información sobre las capacidades específicas de Nordea. El presente documento (cualquier opinión u opiniones expresadas) no representa asesoramiento de inversión, y no constituye una recomendación para invertir en cualquier producto financiero, estructura o instrumento de inversión ni para formalizar o liquidar cualquier transacción ni participar en alguna estrategia de negociación en particular. Este documento no es una oferta de compra o venta, ni una solicitud de una oferta para comprar o vender ningún valor o instrumento o participar en cualquier estrategia comercial. Dicha oferta solo podrá efectuarse mediante un memorándum de oferta o cualquier otro acuerdo contractual similar. Este documento no podrá copiarse ni distribuirse sin consentimiento previo. © Las Entidades Legales adheridas a Nordea Asset Management y cualquiera de sus sucursales, filiales y/o oficina de representaciónde las Entidades Legales.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído