Primeras reacciones de las gestoras y los mercados a los resultados de las elecciones francesas


Con el 24% de los votos, el centrista Emmanuel Macron ha sido el ganador de la primera vuelta de las elecciones francesas. Se enfrentará en la batalla final a la ultraderechista Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, que obtuvo el 21,3% de los sufragios. Aunque queda por saber quién ganará el pulso final, el programa reformista y pro-europeísta con el que ha obtenido la victoria el candidato de En Marche lleva la tranquilidad tanto a las instituciones de la UE como a los mercados, que acogieron la noticia de manera muy positiva. El CAC 40 parisino subió un 4,1%, mientras que el EuroStoxx 50 lo hizo casi un 4%, al igual que el Ibex 35. En renta fija, los mayores avances se concentraron en el precio del bono galo y, sobre todo, la deuda pública periférica (siendo las de España, Portugal e Italia las principales beneficiadas). En el mercado de divisas, el euro subió un 1,5%, hasta 1,086 dólares. "No hay duda de que los resultados son positivos para la eurozona y para el euro en general", afirma Dylan Ball, gestor del Templeton Euroland.

Estamos viendo un gran suspiro de alivio en unos mercados que están descontando sin lugar a dudas una presidencia de Macron. "El diferencial entre los bonos gubernamentales alemanes y franceses se ha contraído, lo que refleja la creencia de los inversores de que Macron ganará en la segunda vuelta", indica Patrick O’Donnell, gestor en Aberdeen. Para Didier Saint-Georges, miembro del comité de inversión de Carmignac, la hipótesis más optimista para los mercados probablemente sería una mayoría de centro-derecha que pueda asegurar el programa de reformas de corte liberal de Macron. No obstante, esto no oculta el problema que supone que Le Pen haya logrado colarse en el sprint final. Desde Brandywine, filial de Legg Mason, consideran que su éxito electoral confirma que el populismo está profundamente arraigado fuera de París, lo que hace pensar en unas elecciones ajustadas, aunque creen que Macron se impondrá finalmente a su rival.

¿Por qué suben los mercados de renta variable?

De acuerdo con el análisis de Tim Stevenson, director de renta variable europea de Henderson, la razón por la que los mercados han respondido de forma tan positiva es porque ya es casi seguro que, tras las elecciones alemanas de septiembre, la prima de riesgo político disminuirá y permitirá a los inversores centrarse en la mejora de las economías europeas, el marcado descuento con el que se negocia la renta variable europea en comparación con EE.UU. y el hecho de que los beneficios empresariales empiezan a mejorar en Europa tras seis años de espera. “La carrera por el Elíseo no ha terminado, pero es probable que los inversores empiecen a mostrarse cómodos y a pensar en las valoraciones más atractivas que ofrecen las acciones europeas”, coincide en señalar Azad Zangana, economista europeo de Schroders.

El resultado electoral debería tranquilizar a los inversores, sobre todo teniendo en cuenta que la victoria de Macron en segunda vuelta es altamente probable, afirma Vincent Durel, gestor de renta variable francesa en Fidelity, quien para los próximos días espera un mejor comportamiento relativo del sector financiero en Francia y Europa en respuesta al descenso del riesgo político, lo que beneficiará al conjunto de las bolsas europeas. “Macron es un reformista de centro y pro-europeo. Su programa se centra en mejorar la productividad de la economía mediante una rebaja duradera de las cargas sociales, reducir el déficit público, impulsar el crecimiento y fomentar el emprendimiento a través de una política fiscal favorable. Estas medidas deberían incidir positivamente en las perspectivas de la economía gala, así como en la confianza de los empresarios y los consumidores”.

Aunque este positivo escenario dependerá del triunfo en segunda vuelta de Macron y de la obtención de una mayoría estable durante las elecciones legislativas, el hecho de que las encuestas le sean muy favorables y de que en la ballotage del próximo 7 de mayo no se enfrenten dos candidatos anti-europeístas es interpretado ya es razón suficiente para la relajación de los mercados. “Los resultados de la primera ronda fortalecen nuestra confianza de que, a partir del verano, Francia tendrá por primera vez un presidente favorable a las reformas y nos hacen ser mucho más optimistas sobre la bolsa europea, donde estamos elevando el peso tras los resultados de ayer. Lo sucedido en Austria, Holanda y Francia muestra que los populismos están perdiendo terreno en 2017”, subraya Stefan Kreuzkamp, director de Inversiones de Deutsche AM.

La incertidumbre en Francia ya no se centra tanto en si Macron ganará o no la segunda vuelta (con unas encuestas que le dan una estimación de voto de entre el 62 y el 65% frente al 35-38% de Le Pen parece que sí lo conseguirá), sino en su capacidad para sacar en las legislativas de junio una mayoría suficiente que le permita gobernar para  tejer alianzas a izquierda y derecha. En ETF Securities no ven muy claro cómo Macron construirá una mayoría política sin unir fuerzas con socialistas y republicanos, mientras que Christophe Bernard, director de Estrategia en Vontobel, cree probable que las próximas elecciones parlamentarias previstas para el 11 y 18 de junio den lugar a una Asamblea Nacional fragmentada. Nadège Dufossé, directora de asignación de activos en Candriam, entiende que “lo normal es que Macron adopte una postura conciliadora, tratando de incluir a miembros de diferentes partidos en su gobierno. Ésto le ayudaría a poner en marcha las reformas, aunque se trata de un experimento que nunca ha sido probado en Francia”, reconoce.

No baje la guardia

No cabe duda de que -de acuerdo con estos resultados- "Francia no se irá de las instituciones europeas. El riesgo sistémico es mucho menor ahora", apunta Philippe Waechter, economista jefe en Natixis AM (filial de Natixis Global AM). Es probable que este resultado eleve el interés por Europa, teniendo en cuenta que la preocupación de los inversores por el riesgo político en la región tenderá a disminuir, tal y como apuntan desde Goldman Sachs AM. Sin embargo, esto no debe llevar al inversor a bajar la guardia. Hasta la celebración de las elecciones legislativas de junio podría continuar la volatilidad en los mercados, fluctuaciones a las que en La Française AM recomiendan estar atentos.

Monica Defend, directora de asignación de activos de Pioneer Investments y Andrea Brasili, economista senior en la entidad, dan un consejo muy concreto sobre este asunto. Ambos continúan viendo el resurgimiento de la volatilidad como un riesgo clave, dado el número de desafíos geopolíticos que todavía están en juego, por lo que la recomendación que les hacen a sus clientes es seguir manteniendo algún tipo de cobertura en sus carteras. El equipo de multiactivos de Amundi, por ejemplo, ha decidido preservar las estrategias de coberturas macro, incluyendo las de volatilidad, vía opciones put y fondos de volatilidad. Y es que, de cara al futuro, Europa aún tiene por delante una apretada agenda política: las elecciones generales británicas en junio, las elecciones en Alemania en septiembre y los comicios en Italia antes de abril de 2018. Tampoco habría que dejar de lado a lo que queda por delante en Francia.

En BlackRock esperan que se mantenga la prima de riesgo político a medida que nos acerquemos a las elecciones legislativas de junio. No obstante, a partir de dicho mes la atención se centrará en la mejora de la economía de la eurozona y la perspectiva de que el BCE comience a retirar su programa de estímulo monetario, asevera Anthony Doyle, director de inversiones de renta fija en M&G. "En este entorno es probable que en los próximos meses el rendimiento de la deuda pública europea se vea presionado, al igual que la deuda corporativa europea con grado de inversión, que se ha beneficiado del programa de compra de bonos de la autoridad monetaria". En BlackRock auguran que los diferenciales de rendimiento sobre la deuda pública francesa se reducirán, aunque la deuda pública alemana se verá presionada.

"Si la prima de riesgo francesa se evaporara, sería el conjunto de spreads de la eurozona el beneficiado, y aparte de los todavía riesgos geopolíticos concisos, nada impediría otra corrección más de la sobrevaloración del bund”, coincide en señalar Franck Dixmier, director global de renta fija de Allianz Global Investors.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído