Tags: Renta Fija | EE.UU |

Primeras reacciones de las gestoras internacionales al debut de Jerome Powell al frente de la Fed


Los mercados lo anticipaban y así ha sido: Jerome Powell se ha estrenado como presidente de la Reserva Federal apretando el botón de las subidas de tipos. Es otro cuarto de punto más, hasta el 1,75%, y ha sido aprobada por unanimidad de todos los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC). El comunicado de prensa ha introducido algunos matices, como el cambio del lenguaje al indicar que “la actividad económica se expandirá a una tasa moderada en el medio plazo” (en el anterior comunicado era un “crecimiento sólido”). También enfatiza que la Fed espera que la inflación suba “en los próximos meses”, para alcanzar el objetivo del 2% en el medio plazo. Además, el banco central ha comunicado que prevé que los riesgos de corto plazo se mantengan equilibrados, “pero el Comité está monitorizando de cerca el desarrollo de la inflación”.

En esta reunión también tocaba revisión de las previsiones, y la Fed también ha cumplido con el guion al mejorarlas al alza: prevé ahora un crecimiento del PIB del 2,7% para 2018, frente al 2,5% de diciembre, y que en 2019 el PIB alcance el 2,4%, frente al 2,1% anterior. La previsión para 2020 se mantiene en el 2%. La Fed también espera una tasa de inflación ligeramente mayor: mantiene su expectativa del 1,9% para 2018, pero incrementa en una décima la previsión para 2019, hasta el 2,1%. También es noticiable la revisión a la baja de la proyección de la tasa de desempleo: si anteriormente la Fed esperaba un 3,9% para 2018 y 2019, ahora prevé un 3,8% para este año y un 3,6% para el que viene. 

Finalmente, el gráfico de los puntos arroja varias conclusiones que seguramente los mercados necesitarán digerir durante algún tiempo. Para empezar, hay empate entre el número de miembros del FOMC que sitúan la tasa neutral de tipos de interés en el 2,25% al final del año (tres subidas) y los que esperan que acabe más bien cerca del 2,5% (cuatro subidas). Más interesante es lo que espera el FOMC para el año que viene: si hasta ahora había señalizado una subida en 2019, ahora anticipa que los tipos podrían terminar en el 3%, es decir, que podrían producirse dos o tres subidas en el próximo ejercicio.

A estos datos se han de añadir algunos de los comentarios de Powell durante su primera rueda de prensa como presidente de la Fed, en la que insistió en que la normalización de la política monetaria sería gradual, y manifestó su preocupación por las posibles consecuencias de la política comercial de Donald Trump. Por todos estos motivos, el gestor de Aberdeen Standard Investments James Athey afirma que “el nuevo presidente de la Fed empieza realmente donde lo dejó su predecesora”.

Athey afirma que la subida de tipos ha estado bien señalizada, y considera más interesante que “la Fed está prediciendo una ronda de subidas de tipos ligeramente más agresiva desde este punto y tipos de interés estableciéndose en un nivel más elevado del que habían planeado”. Por estos motivos, el gestor concluye: “El efecto gota a gota de la fuerte economía de EEUU está empezando a filtrarse en una posición de la Fed más optimista. Es probable que haga subir al dólar y que lleve a un debilitamiento de los Treasuries".

Para Andrew Wilson, consejero delegado de Goldman Sachs AM para EMEA y co responsable del equipo de Soluciones de Renta FIja y Liquidez, si bien la Fed cumplió con las expectativas al subir tipos, “el centro de atención de esta reunión se extendió más allá de la decisión en sí misma”, dada la actualización del gráfico de los puntos. Según Wilson, este gráfico “sigue apuntando hacia tres subidas de tipos este año”, pero destaca que las autoridades reconocieron que “la previsión económica se ha fortalecido en los últimos meses”. Por esta razón, afirma que en Goldman Sachs AM siguen viendo margen para ver cuatro subidas de tipos este año.

“El tono más optimista de la Fed podría ser simplemente el resultado de un nuevo estilo de comunicación por el cambio de presidente de Janet Yellen a Jerome Powell, o podría estar relacionado con una mayor confianza de la Fed debido a los últimos datos económicos (unas condiciones del mercado laboral más robustas y una subida de la inflación)”, afirma Aaron Anderson, vicepresidente sénior de Análisis de Fisher Investments. “Pero si unos pocos datos económicos desde la última reunión de la Fed han sido suficientes para cambiar sus planes, estos podrían volver a cambiar fácilmente en el futuro”, añade.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente