Tags: EE.UU |

Primeras reacciones de las gestoras a la nueva bajada de tipos de la Fed


La Reserva Federal vuelve a mover ficha y rebaja nuevamente los tipos de interés. El banco central ha recortado otros 25 puntos básicos el precio oficial del dinero en Estados Unidos, para situarlo en la banda comprendida entre el 1,75% y el 2%. Con esta medida, Jerome Powell busca proteger la economía americana de la ralentización del crecimiento global y las consecuencias de la batalla arancelaria, un auténtico quebradero de cabeza para la Fed por las cuantiosas aristas que tiene. “La guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha intensificado lo suficiente como para minar la confianza en la estabilización del crecimiento económico. La Fed puede amortiguar, pero no evitar las perturbaciones geopolíticas”, asegura Evan Brown, jefe de estrategia de activos macro en UBS AM.

“No podemos dejar de pensar que el Comité perdió una oportunidad para dar un paso más firme”, lamenta Rick Rieder, responsable de Inversiones de Renta Fija Global de BlackRock. El experto echa en falta un recorte de unos 50 puntos básicos para luego poder decir que es lo único que hace falta en este punto de mitad de ciclo. Pero, para aplicar esta medida, Powell no lo va a tener nada fácil.

Hasta el momento, el presidente de la Fed no ha encontrado obstáculos para aplicar una política monetaria más laxa. Sin embargo, lo que vaya a suceder a partir de ahora es una incógnita, ya que la Fed está dividida. La decisión de bajar tipos se adoptó con tres votos disidentes, dos miembros votaron a favor de no recortar (George y Rosengren, los mismos que en julio) y un miembro votó a favor de un recorte mayor de 50 puntos básicos en esta reunión (Bullard).

"Al igual que en el caso del BCE, esto refleja una amplia división en el seno del Comité en cuanto a cual es la posición política adecuada. La declaración del FOMC fue literalmente una copia del comunicado de julio con muy pocos cambios, y la evolución mundial de las perspectivas económicas y la debilidad de la inflación se citaron como razones de la flexibilización de la política monetaria", subraya Sandrine Perret, economista senior de Vontobel AM. Esta división hace muy complicado pronosticar cuál será el próximo paso que dará el banco central en diciembre.

"El panel de banqueros centrales está muy dividido. Siete participantes (probablemente incluyendo a Powell y la Junta Ejecutiva) están planeando una nueva bajada para finales de año, cinco esperan un statu quo y otros cinco consideran una subida de los Fed Funds de 25 puntos básicos", asevera Christophe Morel, economista jefe de Groupama AM.

Análisis de los datos macro e inflación

Los datos económicos recientes no han sido impecables, pero ciertamente tampoco apuntan a una recesión inminente ni a la necesidad de que la Fed recorte tipos. "La producción industrial, el uso de la capacidad, la confianza en el mercado de la vivienda, la confianza de los consumidores y las ventas minoristas... todos ellos superaron las expectativas la pasada semana. La inflación general se mantuvo estable, mientras que la subyacente se ha acelerado. Si, en este contexto, la Fed opta por recortar tipos, no podrá achacarlo legítimamente a los datos publicados. Restablecer la relajación cuantitativa sería un error aún mayor”, asegura Aaron Anderson, vicepresidente senior de análisis de Fisher Investments.

En cuanto al objetivo de la autoridad monetaria por controlar los precios, el de sobra conocido objetivo de la Fed de mantener la inflación de forma estable en el 2%, calculada por la inflación subyacente del gasto en consumo personal, se ha superado solo en dos periodos relativamente breves desde la crisis financiera de 2008-2009. "Este año, el dato de finales de julio de 2019 flaqueó y se situó justo por debajo del 1,6%. Entretanto, la solidez continuada del mercado laboral no ha generado aún la inflación salarial que se considera necesaria para impulsar al alza la inflación general. No se trata de un problema meramente técnico, dado que también afecta a la forma en que reaccionará la Fed a las noticias económicas en el futuro", destacan desde Legg Mason Global AM.

Interpretando el gráfico de puntos

¿Qué pasará a partir de ahora con la política monetaria en EE.UU? Un elemento que a buen seguro decepcionará a los inversores es que el gráfico de puntos con las proyecciones de tipos de la Fed no muestra ningún consenso en torno a nuevos recortes este año.

"La mediana de los puntos indica que no habría más cambios este año ni el siguiente, y los siete miembros que esperan otro recorte este año prácticamente se compensan con un pelotón de miembros favorables al endurecimiento monetario que preferiría terminar el año con tipos más altos. Eso contrasta con los precios de mercado antes de la reunión, que descuentan de forma prácticamente segura otro recorte a finales de año", señala Tim Foster, gestor de fondos de renta fija de Fidelity International.

Coincide en este punto con Christian Schermann, economista de EE.UU. de DWS, quien también interpreta que "el gráfico de puntos no da señales de que vayan a producirse más movimientos en los tipos de interés en 2019 y 2020".

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas