Primeras opiniones de las gestoras al resultado de las elecciones en España


Las elecciones españolas han dibujado un nuevo arco parlamentario. Para muchos gestores, los resultados han supuesto todo un alivio que supone despejar una de las incertidumbres que más habían estado pesando sobre la evolución de los mercados de renta variable y renta fija españoles en los últimos meses. Según Tanguy Le Saout, director de renta fija europea de Pioneer Investments. “El resultado que han arrojado las urnas despeja el peor escenario, una mayoría de la coalición de Unidos Podemos y PSOE con la capacidad para adoptar políticas poco favorables a los mercados. Sin embargo, la ausencia de una clara mayoría limitará las ganancias que pueden registrar los mercados españoles de renta fija. No hay cambios significativos para las expectativas de los bonos españoles o la renta fija europea”, afirma. La rentabilidad del bono español a diez años ha subido al 1,95% y el diferencial con el bund alemán, actualmente en negativo, sitúa la prima de riesgo española por encima de los 200 puntos básicos. El Brexit parece estar pesando más en el ánimo de los inversores que el resultado electoral.

De hecho, el referéndum británico también habría influido en el ánimo de los votantes. Según Generali Investments, parece que el terremoto que se ha generado en Reino Unido tras el Brexit ha favorecido a los partidos tradicionales, como evidencia el hecho de que tanto PP como PSOE hayan conseguido resultados mejores de lo esperado. Obtienen en conjunto nueve escaños más en el Parlamento de lo que lograron hace tan solo seis meses. El partido que lidera Mariano Rajoy ha conseguido el 33% de los votos (4,3 puntos más que en diciembre), que le otorgan 137 escaños, resultado muy superior al que preveían todos los sondeos. Por su parte, los socialistas han logrado el 22,7% de los sufragios, 0,7 puntos más que en las pasadas elecciones, equivalentes a 85 escaños en la Cámara Baja, lo que le permite evitar el sorpasso que auguraban las encuestas. “Si bien el PP es el claro ganador de las elecciones, el PSOE se mantiene como el partido bisagra de cara a unas negociaciones para formar gobierno. La aritmética parlamentaria hace que las posibles alianzas sean limitadas y políticamente difíciles”, aseguran.

“Lo que es interesante sobre el resultado de la votación es que, sorprendentemente, los ciudadanos han querido mantener en el poder al partido que estaba en el Gobierno. Esto es diferente a las situaciones anteriores en las que el sentimiento ha estado decididamente en contra de la actuación del Ejecutivo. Esto es significativo, ya que sugiere que la población española está dando prioridad a la estabilidad y la continuidad que al cambio, quizás exacerbado por los acontecimientos en otras partes del continente. En el futuro, esto sugiere que el PP seguirá guiando el futuro del país, probablemente a través de una coalición. La cuestión clave en el plazo inmediato es sobre cómo se construirá esa coalición. Muchas de las políticas económicas y fiscales existentes se mantendrán, lo que a su vez proporcionará un cierto nivel de estabilidad económica al país. Creo que esta es la razón principal por la que hemos visto el rally de los bonos españoles”, asegura David Zahn, responsable de renta fija europea en Franklin Templeton.

Desde el propio país, la situación se ve de una forma muy similar. Lo que se trata de averiguar, ahora, es cuál será la aritmética parlamentaria que facilitará la investidura de un presidente del gobierno que nombre a un nuevo Ejecutivo. Ignacio Méndez, director de análisis de Mirabaud Securities en España, reconoce que la situación política sigue incierta, aunque se han reducido mucho las incertidumbres. "Los resultados de las elecciones del pasado fin de semana han reducido al mínimo la probabilidad de un gobierno populista en España y, aunque sigue habiendo serios problemas para formar gobierno, el escenario más probable sería pensar que el PSOE se abstendrá y dejará gobernar en minoría al PP. Pero, como vimos en las elecciones de diciembre, hacer predicciones sobre pactos para la formación de gobierno en la política española es un ejercicio de alto riesgo”. Pero, lo verdaderamente importante para las entidades es que España no cambiará el rumbo. "El mal resultado obtenido por Unidos Podemos significa que las reformas hechas hasta ahora por el país no serán derogadas y que la economía española seguirá por la senda de la recuperación", indica Jon Day, gestor de Newton (filial de BNY Mellon IM).

Profesionales
Empresas

Lo más leído