Primera reunión del ImpactLab Robeco-FundsPeople: La influencia de los ODS en la estrategia de las entidades


Con ocasión del quinto aniversario de los ODS, Robeco y FundsPeople han alcanzado un acuerdo cuyo objetivo principal es impulsar las inversiones sostenibles y de impacto, con un especial foco en el Objetivo 17: Alianzas para lograr los Objetivos. El primer fruto de este acuerdo ha sido la creación  del ImpactLab, un espacio para la reflexión sobre las inversiones de impacto. En este espacio también participan activamente, SpainNAB, las gestoras de impacto ilíquido y los principales actores del sector financiero español: bancos, aseguradoras y planes de pensiones.

En el primer encuentro del ImpactLab se abordó la influencia de los ODS en las organizaciones y en el diseño de productos. Contó con la participación de Augusto Caro, director de Inversiones de Fondos de Renta Variable, Mixtos y Empleo de Bankia Fondos, Ana Claver, directora general y responsable de Robeco Iberia y Chile, Javier García de Vinuesa, responsable de Wholesale & Global Financial Institutions para los mercados de US Offshore, LatAm y EMEA (Europa, Oriente Medio y África) de Robeco, María Ángeles León, fundadora de Global Social Impact, Alberto Matellán, economista jefe de Mapfre Inversión, Ricardo Miró-Quesada, Head & CIO de Arcano Capital SGIIC, Ana Rivero, responsable de Estrategia de Mercado y ASG en Europa de Santander Asset Management, José Luis Ruiz de Munain, director de SpainNAB y Agustín Vitórica, fundador y co-CEO de GAWA Capital.

Javier García de Vinuesa, de Robeco, abrió la jornada con una reflexión sobre la sostenibilidad y los cambios que los ODS han traído y van a traer a la industria de inversión. “Hoy en día el valor de una compañía ya no depende únicamente de los resultados y los ingresos, una empresa debe mejorar la prosperidad global a través de un impacto positivo neto. Los ODS son cada vez más considerados en las empresas para mostrar su valor para la sociedad, e identificar las maneras de maximizarla vía productos y servicios. Los ODS se han convertido en una estrategia clave, una fuerza disruptiva, una oportunidad convincente” señaló.

El primer tema tratado fue cómo los ODS están influyendo en el diseño de las políticas internas y las estrategias a largo plazo de cada entidad.

Desde la inversión especializada en impacto, Agustín Vitórica, de GAWA Capital, señala que “los ODS están en todo nuestro proceso de inversión. Pensamos que detrás de cada ODS hay un fallo de mercado. Por ejemplo, detrás del ODS número ocho, trabajo decente y crecimiento económico, hay 2.000 millones de personas que no tienen acceso a financiación para realizar una actividad productiva. Detrás del ODS dos, hambre cero, hay 700 millones de pequeños productores agrarios que no tienen acceso a cadenas de valor ni a insumos de calidad para aumentar su productividad”.  Para atacar esos fallos de mercado hemos diseñado un proceso de inversión basado en evidencias científicas. “Antes de invertir hay que saber si mediante un modelo de negocio empresarial se genera realmente un impacto positivo. Alrededor de eso construimos una estrategia que lleva una medición de impacto, pero no solo hay que medir, también hay que gestionar el impacto”, puntualiza. Los fondos de GAWA Capital cuentan además con una auditoría externa del impacto producido, de esa forma “el inversor tiene una referencia rigurosa tanto de su impacto, como de su rentabilidad financiera. Los ODS impregnan todo el proceso de inversión desde la originación hasta la salida”, explica Vitórica.

En Santander AM, “los ODS son un marco con el que estamos comprometidos por dos vías. La primera es porque el banco, el grupo lo lleva en su ADN y lo traslada a todas las divisiones y la segunda porque la propia gestora ha firmado los PRI y también nos hemos adherido al IGCC” apunta Ana Rivero. La responsable de Estrategia de Mercado y ASG en Europa añade que “en el capítulo de métricas de nuestros fondos con vocación de sostenibilidad hay ya un apartado específico dedicado a los ODS”. En su opinión,  “el papel de las gestoras es canalizar los ahorros del pequeño inversor hacia compañías y emisores que sí que están trabajando por los ODS y generando un impacto. Hoy por hoy los ODS son un marco de referencia para nosotros”.

Sobre este papel de las gestoras, se muestra de acuerdo Augusto Caro, de Bankia AM, para quien “es muy importante escalar las inversiones y hacer que entre todos podamos impulsar las inversiones sostenibles. En Bankia afrontamos la sostenibilidad, tanto desde el banco, que tiene a los ODS como marco de referencia y que quiere promover productos sostenibles a todos los niveles, como desde la gestora”. Sobre cómo la sostenibilidad ha transformado la forma de trabajar en la gestora, Caro considera que “es muy importante que la sostenibilidad esté presente en las distintas áreas de la gestora de manera transversal. Tiene que formar parte del proceso de toma de decisiones en el área de inversiones y  formar parte del control de riesgos, áreas comercial y cumplimiento normativo al tener que ir acorde con una regulación que va a ser muy muy amplia”.  Por ello la entidad ha creado “un Comité de Sostenibilidad cuyo objetivo es, de manera transversal, impulsar la transformación que creemos necesaria en una gestora como la nuestra. Nosotros fuimos pioneros en la inversión con impacto en los ODS y seguimos considerando que el impacto es un tema a impulsar aún más”, añade.

Con unos orígenes enraizados en la filantropía, Global Social Impact SGIIC, gestora de impacto del grupo Santa Comba, recibió la autorización de la CNMV este verano. Para María Ángeles León, su fundadora, con la creación de esta gestora “se quiere cubrir una necesidad de mercado, ya que hay muchos fondos que quieren salir pero por si mismos no pueden pagar todos los gastos que supone la actividad, así que con este modelo se pueden compartir. La idea es ser un hub de fondos de impacto”.  Ya hay dos fondos en marcha. “Uno fondo cuyo objetivo es el ODS número uno, eliminación de la pobreza, los KPI sociales que mide son generación de empleo e incremento de ingresos para colectivos en extrema pobreza. Ahora estamos en proceso de lanzar otro fondo para España, cuyo foco van a ser las personas en riesgo de exclusión” señala. León precisa que “empezamos con unos subyacentes ilíquidos que hacen difícil la colocación en redes, pero en el medio plazo, yo creo que habrá una evolución positiva. Además, los grandes fondos de pensiones tienen un margen para invertir en productos ilíquidos y pensamos que ahí podemos encajar”.

Alberto Matellán, de Mapfre Inversión, subraya la particularidad que supone ser una gestora dentro de un asset owner. “La RSC está en los estatutos de Mapfre desde 1965, lo que significa que es algo del grupo, no solo de la parte de inversiones. El ser asset owner marca lo que hacemos, porque la aseguradora es co-inversora”, explica. Según Matellán, para Mapfre “el enfoque de los ODS supone preguntarse ¿y yo qué puedo hacer? Estamos en un proceso exploratorio de las distintas opciones y de ver qué es lo que mejor nos encaja”. El directivo recalca la importancia de la escala: “Para nosotros es fundamental. Los fondos de impacto suelen ser pequeños y eso en una aseguradora supone un gran esfuerzo para los equipos. Es necesario aumentar la escala”.

Desde la órbita del capital riesgo, Ricardo Miró-Quesada apunta que “en Arcano hemos sido pioneros en democratizar ciertos productos como el capital riesgo. Ahora tenemos el deber de hacer lo mismo con la inversión de impacto. Como gestora tenemos que hacer lo posible por canalizar los recursos, no solo de los grandes inversores, sino también del pequeño inversor que, además, tiene apetito por hacerlo. Gracias a la incorporación, desde hace más de 10 años, de políticas ASG en nuestro proceso de inversión nos hemos dado cuenta que se pueden obtener mejores retornos con menor volatilidad. Somos firmantes UN PRI pero, además, durante estos años hemos formalizado varias alianzas con otros actores clave del ecosistema de la inversión responsable y del impacto tales como GRESB, Luxflag, Operating Principles for Impact Management, entre otros. Adicionalmente, como grupo hemos apostado en promover la diversidad e inclusión creando un comité que aborda todas estas cuestiones y estamos encantados de contar en nuestro equipo con dos personas con una discapacidad intelectual”.

“La sostenibilidad lleva siendo un tema clave para Robeco desde hace 20 años y ahora nos centramos en la inversión de impacto como una evolución de esa inversión sostenible. En nuestra cultura corporativa la sostenibilidad está completamente presente e integrada,” afirma Ana Claver.  Entre los hitos del camino recorrido, Claver destaca que “Robeco fue una de las primeras gestoras en firmar los PRI y obtenemos las puntuaciones más altas de forma recurrente. Share Action ha nombrado a Robeco como la gestora número uno en sostenibilidad por encimas de las grandes gestoras mundiales. Estamos muy orgulloso porque no es un tema de marketing, es algo en lo que creemos”. La responsable de Robeco para la Península ibérica y Chile resalta el compromiso con el ODS 17: “Es lo que nos lleva a integrarnos en SpainNAB y a firmar un acuerdo con FundsPeople. Tratamos de liderar dando ejemplo”.

En cuanto a la gestión de impacto, “a nivel de ODS, desde 2015 hemos empezado a investigar para crear productos, para medir el impacto. En el impacto lo importante es que sea de verdad, ya sea a través de cotizadas o no cotizadas,” considera.

En un universo en el que existen tanta diversidad de tipos de inversores, SpainNAB es la organización que agrupa y representa al sector de la inversión de impacto en España desde hace un año. José Luis Ruiz de Munain, su director, explica que el enfoque que le dan a los ODS “parte de un marco de cooperación público-privado. Cuando nos adherimos a la GSG (Global Steering Group for Impact Investment) establecimos los ODS como nuestro marco de referencia”.  En este sentido, una de las misiones de la organización es estar al día de las distintas iniciativas para ligar la inversión a los ODS. “A nivel internacional el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) ha lanzado SDG Impact, una iniciativa muy interesante para establecer una serie de métricas y desarrollar una inteligencia de mercado que permita apalancar ese capital privado tan necesario” subraya.

En un segundo artículo se tratará el segundo tema que se abordó en el ImpactLab: los productos ligados a los ODS.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído