Primera actualización del PIMCO Total Return Bond Fund tras la marcha de Bill Gross


En un mes cargado de dimisiones de peso –Francisco García Paramés, Iván Martín, Eric Bendahan…– Bill Gross daba la campanada la semana pasada al anunciar por sorpresa que abandonaba PIMCO, la firma que fundó hace más de cuatro décadas y donde ostentaba el cargo de director de inversiones, para incorporarse al equipo de Janus Capital. Horas después, la gestora californiana propiedad de Allianz hacía público el nombramiento de Dan Ivascyn como nuevo director de inversiones del grupo. Los otros cinco subdirectores de inversión del comité formado tras la marcha de Mohamed El-Erian a principios de este año –Andrew Balls, Scott Mather, Mark Kiesel, Mihir Worah y Virginie Maisonneuve– han sido promocionados y asumirán más responsabilidades en sus respectivas áreas de especialidad.

¿Y qué pasa con el PIMCO Total Return Bond Fund? Encontrarle un sustituto al ‘rey de los bonos’ para gestionar el, hasta hace poco, fondo de renta fija más grande del mundo (al cierre de agosto gestionaba un patrimonio superior a los 220.000 millones de dólares, según datos de Morningstar) no se antojaba tarea fácil. La respuesta de PIMCO: repartir esa responsabilidad entre tres gestores de demostrada experiencia. En sus primeras declaraciones como gestores del fondo, Scott Mather (a la izquierda), Mark Kiesel (a la derecha) y Mihir Worah han aprovechado para hablar de la nueva estructura y del posicionamiento del Total Return.

Lo cierto es que los tres gestores conocen bien el fondo, lo que sin duda ha facilitado la transición. “Los tres llevamos muchos años participando en el proceso de inversión del Total Return”, explica Kiesel. “Es imposible que una sola persona conozca a fondo todos los recovecos del mercado de bonos. Bill Gross se apoyaba en nosotros, y en los otros 240 gestores de carteras de la firma, para generar las ideas de inversión que han respaldado el buen comportamiento histórico de la estrategia”. Pero además, como señala Worah, “también hemos contribuido al Total Return mediante nuestra participación en el Comité de Inversiones”, el órgano de decisión donde se establecen los temas de inversión y las exposiciones de riesgo de todas las estrategias de PIMCO.

Con respecto a cómo puede verse afectada la estrategia por esta ‘tricefalia’, Worah cree que el cambio resultará positivo. “Aunque, como se ha mencionado, el Total Return siempre ha contado con la participación de muchos gestores de cartera, creemos que un enfoque multigestor más explícito le aporta muchas ventajas a la estrategia”, empezando por la experiencia y las capacidades específicas de cada uno de los tres gestores. ¿Y en caso de desacuerdos? “Como cada uno cuenta con una especialización diferente, lo más probable es que, en caso de discrepancias, se le dé más peso a la opinión del especialista más relevante. Si aún así no llegásemos a un acuerdo, yo tomaré la decisión”, afirma Mather.

Continuidad en el posicionamiento del Total Return

El posicionamiento del fondo continúa apoyándose en lo que PIMCO denomina el ‘nuevo neutral’: un entorno en el que las subidas de tipos serán muy graduales en Estados Unidos y en el que los bancos centrales de Europa, Japón y muchos países de mercados emergentes mantendrán políticas monetarias expansivas. “La liquidez seguirá siendo elevada en los mercados mundiales”, apunta Mather, para quien la recuperación económica, aunque desigual, resulta lo suficientemente sólida para respaldar a muchos sectores de la renta fija. Una opinión que apoya Mark Kiesel: “Los diferenciales de crédito están relativamente estrechos pero, dada la abundante liquidez y los robustos beneficios corporativos en muchos sectores, no creemos que los diferenciales vayan a ampliarse mucho”.

Kiesel ve “excelentes oportunidades de inversión en empresas que ofrezcan sólidos perfiles de crecimiento y poder de fijación de precios en sectores con barreras de entrada donde los fundamentales de crédito están mejorando, como bancos europeos, energéticas estadounidenses y empresas asiáticas del sector del juego”.

Los gestores opinan además que las crecientes divergencias en las políticas de los bancos centrales generan oportunidades cross-market, particularmente en los mercados de tipos de interés y divisas. “Estas divergencias respaldan al dólar, sobre todo frente al euro y al yen, y la cartera está posicionada para aprovechar esta tendencia, apunta Worah. Por último, y pese a que la inflación no es un problema ahora mismo, el experto recomienda usar títulos del Tesoro estadouniense protegidos frente a la inflación (TIPS) como cobertura “porque tienen un precio muy atractivo en comparación con los bonos nominales”. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído