¿Primavera árabe en Turquía? Implicaciones para la inversión


Las revueltas acontecidas en Turquía han despertado mucha incertidumbre entre aquellos que permanecían invertidos en el país o que pensasen en hacerlo. “Tendemos a pensar que la idea de ver los disturbios como una extensión de la primavera no es el ángulo apropiado para analizar esta crisis per se. Es cierto que Turquía comparte algunas características estructurales con algunos de los países que se han encontrado con revoluciones primaverales, como una población muy joven, un régimen percibido como rígido y autoritario en vigor durante casi 10 años. Pero, al contrario de lo sucedido en otros países árabes, Turquía es una democracia”.

Según explica Matthieu Belondrade, cogestor de renta variable emergente en Natixis AM, boutique perteneciente al grupo Natixis Global Asset Management, si bien es cierto que el partido AKP ha estado gobernando el país desde 2002, su legitimidad radica en el hecho de que la formación política ha sido elegida y renovada desde entonces (la última vez en 2011), sin que por ahora exista una alternativa creíble en la oposición. “A pesar de que Turquía ha visto triplicar su PIB per cápita hasta los 10.500 dólares (desde los 3.500 de 2002), existe una cierta fatiga en el país con respecto al AKP y Erdogan”.

“Esta fatiga puede estar relacionada con la forma en la que el partido AKP está gobernando el país, a veces descrita como rígida, o al hecho de que la formación tiene una agenda religiosa oculta en un país fuertemente unido a la doctrina laica de Ataturk... Más recientemente, las conversaciones de paz con el partido kurdo PKK tuvieron un efecto divisorio entre la población… Lo que es evidente es que este cansancio es creciente”, explica el experto. Pero, ¿qué implicaciones tiene todo esto para la Bolsa turca, un mercado que el año pasado logró situarse como uno de los más alcistas del mundo al ganar un 60%?

Para Belondrade, estos disturbios no llegan en el mejor momento. “Los eventos de la pasada semana supusieron una excusa fácil para que los beneficios recogieran beneficios. Por nuestra parte, pensamos que el mercado de renta variable podría registrar debilidad durante un periodo prolongado de tiempo, ya que no vemos hasta ahora cómo las autoridades pueden manejar la situación. Habíamos comenzado a recoger algunos beneficios en Turquía durante los últimos tres meses, principalmente por razones de valoración, lo que se trasladó a una posición infraponderada táctica tras los acontecimientos de Gezi Park”.

Eso no quiere decir, sin embargo, que las perspectivas para su economía sigan siendo positivas a largo plazo. De hecho, el experto reconoce seguir pensando que Turquía es una de las economías más prometedoras en el universo emergente, por lo que, según explica, “podríamos considerar volver a entrar en este mercado a finales de este año si los acontecimientos no derivan en una crisis política más grave”, asegura el gestor de Natixis AM.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído