PRIIP: finalmente para 2018


TRIBUNA de Miguel Sánchez Monjo, asociado principal de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira. 

La fecha de aplicación del reglamento PRIIP, inicialmente prevista para el día 31 de diciembre de este año, se pospone finalmente para el día 1 de enero de 2018.

Así lo ha comunicado la Comisión Europea el pasado miércoles, 9 de noviembre, mediante la publicación de una propuesta de modificación del actual reglamento PRIIP, en la que, como único cambio, figura esta nueva fecha de aplicación.

El motivo de este retraso son principalmente las objeciones que ha formulado el Parlamento Europeo a la normativa de desarrollo del reglamento PRIIP.

Según este reglamento, las autoridades supervisoras europeas (EBA, ESMA y EIOPA) debían preparar un conjunto de normas técnicas que desarrollaran determinadas cuestiones del Reglamento PRIIP, como, por ejemplo, el contenido concreto del documento de datos fundamentales (conocido como KID, por sus siglas en inglés) que debe facilitarse a los inversores minoristas.

Sobre la base de estas normas técnicas, la Comisión Europea aprobó, el día 30 de junio de este año, un reglamento delegado (C(2016) 3999 final), que recogía el conjunto de normas de desarrollo del reglamento PRIIP.

Sin embargo, el Parlamento Europeo, haciendo uso de su competencia para plantear objeciones a este tipo de normas de desarrollo, manifestó, el pasado 14 de septiembre, su oposición al texto del reglamento delegado de la Comisión. A juicio del Parlamento Europeo, el texto del reglamento delegado no era lo suficientemente claro y concreto, esgrimiendo, en particular, las siguientes razones:

  • Falta de claridad en cuanto al tratamiento de los productos financieros que presentan opciones múltiples de inversión.
  • La eliminación del riesgo de crédito en la categorización del riesgo de los productos de seguro podía inducir a error a los inversores.
  • Existencia de errores en el método propuesto para calcular los futuros escenarios de rentabilidad que deben aparecer en el KID.
  • Insuficiencia de la indicación que debe incluirse el KID sobre la posibilidad de que los inversores puedan perder su dinero, especialmente en los productos de seguro.
  • Escasa estandarización de las advertencias que deben incluirse en el KID.  

El reglamento PRIIP es directamente aplicable sin necesidad de que se apruebe este reglamento delegado de desarrollo, si bien su aprobación es conveniente para dar una mayor claridad y concreción. Por ello, y a fin de poder disponer de tiempo suficiente tanto para la preparación de una nueva versión del reglamento delegado, como para su implementación por parte de las entidades financieras, la Comisión Europea ha optado finalmente por posponer la fecha de aplicación del reglamento PRIIP, para que éste comience a ser aplicable a partir del día 1 de enero de 2018.

Las tres autoridades supervisoras europeas disponen ahora de seis semanas para presentar una nueva versión de sus normas técnicas, que deberán recoger los puntos planteados por el Parlamento Europeo. Posteriormente, la Comisión Europea aprobará dichas normas a través de un nuevo reglamento delegado, que entrará en vigor siempre que el Parlamento Europeo y el Consejo no formulen objeciones al mismo.

La Comisión Europea espera que el nuevo reglamento delegado puede estar preparado para la primera mitad de 2017, de tal forma que pueda aplicarse a partir del día 1 de enero de 2018.

Este nuevo plazo permite a las entidades poder contar con más tiempo para su adaptación al nuevo marco de PRIIP, si bien la amplitud efectiva de dicho plazo dependerá, en última instancia, de la fecha en la que las instituciones europeas publiquen el nuevo reglamento delegado de desarrollo debidamente consensuado entre ellas.

El reglamento PRIIP es el Reglamento (UE) 1286/2014, que regula la información que debe facilitarse a inversores minoristas sobre productos de inversión empaquetados y basados en seguros,  tales como depósitos estructurados, derivados, fondos de inversión, seguros unit linked, etc. Tiene por objeto mejorar la transparencia en la comercialización de estos productos, a través del establecimiento de un documento normalizado a nivel europeo (el llamado KID en inglés), que contenga la información esencial sobre las condiciones y los riesgos de dichos productos, de forma similar a lo previsto para la comercialización de instituciones de inversión colectiva armonizadas por la Directiva UCITS. Dicho documento de información facilitará a los inversores minoristas de la Unión Europea la comprensión y la comparación de las condiciones de tales productos. Al tratarse de un reglamento europeo, el reglamento PRIIP es directamente aplicable a las entidades financieras, sin necesidad de transposición o desarrollo por parte de los Estados miembros.

Lo más leído