Aberdeen Standard Frontier Markets Bond Fund. Fuerte foco en la liquidez y la ESG


El Aberdeen Standard Frontier Markets Bond Fund pertenece a una casa con más de 23 años de experiencia en emergentes como es Aberdeen Standard Investments. Eso también les abre acceso a un equipo de 41 analistas especializados en el mercado. Su aproximación a la renta fija emergente está basada en el análisis fundamental y propio, que incluye criterios ESG. El equipo gestor, liderado por Kevin Daly, pone gran énfasis en el valor relativo entre países, complementado con una avanzada gestión del riesgo  que incluye un análisis de sensibilidad sobre los principales factores que pueden afectar a la clase de activo. El resultado es una cartera diversificada que bebe de un universo de emergentes frontera desde gubernamentales a corporativos, en divisa local o fuerte, y que puede alejarse libremente del índice.

Otro rasgo característico del fondo es su inversión en los mercados más líquidos, lo que haría posible liquidar el 50% de la cartera en dos días si fuera necesario. A esto hay que añadir que cuenta con un límite del 3% por emisor (normalmente 1% por cada crédito) y 10% de límite por país.  “Esto nos permite ser más selectivos y concentrarnos en los países más interesantes y con mejores perspectivas”, explican desde la firma.

Con esta filosofía de inversión, el vehículo tiene el objetivo total return de superar en 250 puntos básicos al índice general de deuda de mercado emergentes.

El fondo cuenta con el Sello Funds People 2019 por su calificación de Consistente.

Algunas nuevas ideas en cartera

“El riesgo para el medio ambiente ha sido el tónico perfecto para los bonos frontera, ya que los diferenciales de los bonos soberanos en moneda fuerte han disminuido en 100 puntos básicos, hasta situarse en 426 puntos básicos por encima de los bonos del Tesoro de EE.UU., mientras que los rendimientos en moneda local en mercados como el de Nigeria y Egipto se han reducido considerablemente en medio de una evolución positiva del riesgo país”, cuenta como novedad el equipo gestor.

Actualmente la cartera tiene un 68% en moneda fuerte, de los cuales el 13% son bonos corporativos y el 32% deuda en moneda local. Tienen posiciones de alta convicción en Nigeria, Egipto y Ecuador, con participaciones superiores al 5% (la exposición máxima por país es del 10%). “Los bonos en moneda local de Nigeria han tenido un buen desempeño tras las elecciones presidenciales celebradas en febrero, los rendimientos locales de Egipto han caído a medida que la consolidación fiscal sigue por buen camino en el marco del programa de 12 dólares del FMI, y los márgenes externos de Ecuador se han reducido en alrededor de 200 puntos básicos a medida que el país aceptaba un nuevo programa del FMI con una financiación de 10.000 millones de dólares a lo largo de tres años”, resumen desde la firma. De cara al futuro, siguen viendo atractivas perspectivas de rentabilidad para el fondo, que tiene un rendimiento al vencimiento del 9,3% con una duración de 3,5 años.

Profesionales
Empresas

Lo más leído