Presión en las materias primas excepto en los metales preciosos


Debido a los temores que planean sobre la deuda gubernamental de determinados países de la zona euro, los mercados de materias primas han sufrido mucha presión, en particular la energía (-9%) y los metales básicos (-12%). A pesar de las últimas medidas adoptadas, que han aliviado las tensiones en los mercados de deuda, desde Deka esperan que siga habiendo presión para las materias primas pese a que los fundamentales a medio plazo son sólidos. Sin embargo, los metales preciosos se librarán de esta presión.

En la energía, es la demanda real de petróleo la que va a sostener el precio, si bien está sufriendo debido a la incertidumbre económica y la aversión al riesgo. Según las estimaciones de Deka, en los próximos meses el barril Brent estará en torno a los 79 dólares porbarril. "Creemos que la caída de unos 10 dólares en el último mes se ha debido principalmente al cierre de posiciones largas sobre este activo, de carácter principalmente especulativo", aseguran. Aunque los inventarios en EEUU hayan aumentado, Deka cree que no es debido a debilidad en la demanda, sino a un incremento de entregas. "La demanda de emergentes sigue siendo muy fuerte y estable", afirma.

Frente al sufrimiento de ciertos activos, el oro es el ganador de la crisis, pues ha actuado como refugio, tanto por el incremento de la aversión al riesgo como por la debilidad del euro. Así, el precio del oro ha vuelto a registrar nuevos máximos, también impulsado por el incremento de productos financieros ligados a este metal. "El sector público en general, tanto de países desarrollados como emergentes (sobre todo India y Rusia) son desde el año pasado compradores netos de oro y creemos que esta situación va a seguir durante los próximos meses". De ahí que su perspectiva de precios esté por encima de los 1.100 dólares la onza.

Lo más leído