Tags: Banca privada |

Preservación de capital con Aviva Renta Fija


En la búsqueda de la preservación de capital, la renta fija continúa siendo el objetivo principal de los inversores, especialmente a largo plazo. Los bajos tipos de interés restan interés a la inversión a corto plazo, según se confirma con la evolución de la categoría de fondos de inversión de Renta Fija Corto Plazo, que disminuye su cuota patrimonial en 152 puntos básicos desde el inicio de 2010. La Renta Fija Largo Plazo, por contraste, incrementa su cuota en 34 pb en el mismo periodo.

Un ejemplo clásico viene representado por la clase B de AVIVA RENTA FIJA, que invierte en activos denominados en Euros, con un marcado carácter de crédito. Tomando como referencia la evolución de los índices QW5C (50%), QW5E (25%), QW5G (10%), AFIS1DAY (10% ) y QW5I (5%) la cartera del fondo se distribuye entre Letras del Tesoro, Pagarés de Empresa, Eurodepósitos y repos de Deuda Pública, así como en Renta Fija Privada a largo plazo, con una duración siempre superior a dos años. Su motor principal lo constituye la acertada duración y asignación de distintos tipos de crédito, tanto frente a gobiernos como entre si.

AVIVA es el segundo grupo asegurador de vida de España y el mayor del Reino Unido. En fondos de inversión nacionales gestiona un total de 274 millones de euros -en torno a 0,16 por ciento de cuota de mercado- contando con 10 productos diferentes en su oferta. AVIVA RENTA FIJA representa el 53 por ciento de ese patrimonio, con 127 millones de euros gestionados. La disponibilidad de dos clases, A y B, pone este fondo a disposición tanto de inversores institucionales como individuales.

La filosofía de inversión de la gestora se basa en la búsqueda de valor, llevando a cabo la selección de activos, en el caso de AVIVA RENTA FIJA, a través de análisis fundamental, tomando en consideración la capacidad generadora de flujo de caja del emisor. Sigue una política de alta diversificación -un máximo de 1,5 por ciento por emisorgestionando de forma dinámica la exposición a crédito de la cartera, tanto de forma agregada como por sectores o emisores. Tratando de obtener un mayor beneficio, el equipo gestor puede acudir, eventualmente, al Mercado Primario de Bonos que, normalmente, ofrece primas de emisión más interesantes. En el actual entorno de tipos bajos, se mantendrán duraciones de entre dos y tres años.

Entre sus principales emisores en cartera están los estados alemán y español. Un 4,68 por ciento del patrimonio lo invierte en OBLIGACION DEUDA ESTADO ALEMAN 3,50 2011-04-08 EUR y un 3,47 por ciento en OBLIGACION ESTADO ESPAÑOL 2,75 2012-04-30.

Por rentabilidad, el fondo bate al índice de su categoría, Renta Fija Euro Largo Plazo, durante 2008 y 2009, con rentabilidades de 5,22 y 8,92 por ciento respectivamente. Su ratio Sharpe a un año es de 4,5 por ciento y la desviación con respecto al índice de su categoría, medida a través de su tracking error, se sitúa en 1,18 por ciento.

Con un perfil de riesgo medio, su volatilidad a un año es de 1,62 por ciento, posicionando a AVIVA RENTA FIJA clase B en el quintil 4, tanto a uno como a tres años; dato que, unido a su favorable evolución por rentabilidad, le otorga la calificación 5 estrellas de VDOS.

La clase B requiere una aportación minima de una participación, siendo el último dato de valor liquidativo de 13,66 Euros. Aplica una comisión fija de 1 por ciento y de depósito de 0,09 por ciento.

La aportación mínima para la clase A del fondo es de 500.000 euros. Sus comisiones fija y de depósito son de 0,35 y 0,09 por ciento respectivamente.

El posicionamiento actual del equipo gestor es algo defensivo para la Beta que suele tener este Fondo. Estiman que, aunque el momento del crédito sigue siendo positivo, los precios que ofrecen ya no resultan tan atractivos, optando por una ligera reducción del riesgo a través de una mejora de la calidad crediticia de la cartera.

Los tipos extremadamente bajos, sin previsibles subidas de los mismos hasta finales de este año o comienzos del 2011, hacen de este ejercicio un año de transición para los inversores en Bonos de Renta Fija. Si bien es cierto que no pueden esperarse grandes retornos, se podrá obtener una rentabilidad considerablemente por encima de la inflación, en este tipo de fondos de crédito, si se sigue una política de alto grado de diversificación y se aprovechan las oportunidades que ofrecen el Mercado Primario y Secundario de Bonos, tal como hace AVIVA RENTA FIJA.

 

Lo más leído