Pre-acuerdo de Brexit: primeras reacciones de las gestoras


Tras meses de negociaciones, parece que Reino Unido y Europa al fin han esbozado las líneas de su divorcio. Según varios comunicados emitidos en la noche del martes, ambos frentes habrían alcanzado un borrador para los términos en los que Reino Unido dejará la Unión Europea, incluyendo mecanismos diseñados para asegurar que el Brexit no de lugar a una frontera en Irlanda del Norte. 

Según explica Paul O’Connor, director del equipo de multiactivos de Janus Henderson Investors, el plan general parece ser que el gabinete dé su aprobación este miércoles -algo que se ha cumplido a última hora de la tarde de ayer-, luego conseguir pasar un acuerdo formal para una reunión de la UE a finales de noviembre antes de buscar la ratificación del Parlamento británico en diciembre. 

A primera hora de la mañana, aún no se conocían los detalles del pre-acuerdo. No ha sido hasta casi las 21 horas de la noche cuando la UE ha hecho público el documento, de casi 600 páginas de longitud. Antes de que tener idea sobre las medidas propuestas, los expertos vaticinaban que no será una propuesta que agrade a todos. “Los ‘brexiteers’ del Partido Conservador de May han anunciado que van a pelear el acuerdo ya que lo consideran como conceder demasiado a la UE. El Partido Laborista ha dicho que va a hundir cualquier acuerdo que no garantice los beneficios económicos que supone ser actualmente miembro de la UE. Y el DUP de Irlanda del Norte, entre otros, va a leer con lupa la solución propuesta para la frontera con Irlanda”, recuerda David Alexander Meier, del equipo de Macro Research de Julius Baer

Pese a que May ha conseguido la aprobación de su gabinete, contra todo pronóstico, aún es demasiado pronto para apuestas categóricas. “Este es un acuerdo de mínimos y nadie se puede hacer ilusiones por lo complicado que ha sido llegar a esta posición. Pero aún no hemos llegado al final de esta etapa. El diablo estará en los detalles sobre la cuestión de la frontera irlandesa. Todo depende de los detalles y, en última instancia, de si May puede conseguir que el Parlamento lo apruebe. Hay una espada de Damocles sobre ella, quien está en manos de sus propios parlamentarios, pues todavía tiene que convencerlos -tanto a sus parlamentarios, como al resto del Parlamento-, y no tenemos garantías de que esto vaya a aprobarse”, comenta Stephanie Kelly, economista política de Aberdeen Standard Investments

Los próximos días serán clave, comenta Meier, sobre todo porque el tiempo para sacar una solución de la chistera se agota. 

Posibles impactos según el escenario

Screen_Shot_2018-11-14_at_12

Las implicaciones para los mercados varían significativamente según el acuerdo se parezca más al tratado CETA de Canadá o al que tiene Noruega para permanecer en al área económica europea (EEA). Como se aprecia en las estimaciones elaboradas por Shamik Dhar, economista jefe de BNY Mellon Investment Management, las líneas más precisas pueden llevar tanto a situarse cortos en la libra hasta ponerse largos. 

Otros expertos, como Luca Paolini, estratega jefe de Pictet AM, son más optimistas. "Inglaterra es nuestro mercado desarrollado favorito en 2019. Es uno de los mercados menos cíclicos y más defensivos, con mucha compañía relacionada con consumo básico y farmacia. Además la libra está barata. No se sabe todavía qué tipo de Brexit habrá y hay que esperar, pero gran parte de las noticias negativas están descontadas. Su mercado de acciones tiene una exposición pequeña domésticamente y, con una libra debilitada, sus exportadores lo pueden hacer muy bien. En cualquier caso, incluso si el Brexit no va bien, no esperamos una salida masiva de capitales", defiende.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas