Tags: Negocio |

Por qué las gestoras vuelven a sacar al escaparate el fondo garantizado


La volatilidad de los mercados en los últimos meses ha llevado a las gestoras a sacar de nuevo del armario el fondo garantizado. Tras la vuelta del verano ya son cuatro los productos de estas características que se han registrado en la CNMV. Pero, ¿por qué un entorno de normalización monetaria es bueno para lanzar un fondo garantizado? Imantia, Bankia y Laboral Kutxa lo explican.

Estos productos, que aseguran a una determinada fecha futura la conservación total o parcial del capital invertido con la posibilidad de obtener una rentabilidad adicional (que puede estar o no garantizada), fueron los grandes vencedores en captaciones hace años. Basta con echar una vistazo a la historia: en el año 2012 llegaron a representar casi un 42% del patrimonio en fondos en la industria. Entonces, la gran dosis de liquidez que se derivó de la laxa política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) acabó con la rentabilidad de los productos de menor riesgo y esto obligó a los inversores a cambiar sus expectativas de rentabilidad y a asumir más riesgo en sus carteras. Algo que llevó a los garantizados a suponer solo un 13% de cuota en la industria en el año 2017.

Sin embargo, la volatilidad vista en los mercados este año ha provocado que muchas gestoras hayan rescatado este producto como una tabla de salvamento para los clientes con un perfil más conservador.

El momento para lanzarlo, explican desde Bankia Fondos, se debe a una razón de oportunidad. “Aprovechando el repunte de tipos que ha habido en Italia, surgió la idea de ofrecer una rentabilidad atractiva a un plazo corto”, explican. Por eso acaban de lanzar Bankia Garantizado Rentas Crecientes: “En un contexto de tipos de interés negativo nos parece que es una muy buena oportunidad para nuestros clientes”, dicen.

En opinión de Aitor García, director de Laboral Kutxa, los fondos garantizados “siguen teniendo sentido para aquellos clientes muy conservadores que no quieren asumir ningún riesgo en mercados financieros y que en el producto bancario tradicional no obtienen ninguna rentabilidad”. Eso sí, García subraya que el cliente “debe tener claro siempre que su horizonte temporal no sea inferior al el vencimiento del fondo y que su porcentaje de inversión en fondos garantizados sobre su patrimonio financiero encaje dentro de sus necesidades futuras de liquidez”.

Y es que para que esta garantía sea efectiva el inversor debe esperar hasta la finalización del plazo fijado, ya que de caso contrario podría asumir mermas en su capital.

En el caso de Laboral Kutxa, la rentabilidad bruta estimada del fondo Laboral Kutxa Renta Fija Garantizado XVIII, con vencimiento en el año 2025, será del 5,78% al vencimiento de la estrategia. “No estamos lanzando en los últimos meses fondos garantizados de rendimiento variable. Por el perfil muy conservador del cliente que se dirige a estos fondos creemos más conveniente ofrecer un rendimiento fijo”, justifica García.

Esta adaptación del catálogo de productos para el cliente conservador, antes las bajas expectativas de rentabilidad en renta fija sin asumir riesgos, ha sido también lo que ha llevado a Imantia a lanzar su garantizado. “Hoy más que nunca, con tipos negativos o muy bajos para los próximos años, es clave poder ofrecer alternativas a una mayoría de inversores de corte conservador o aquellos que creen que el riesgo no está suficientemente remunerado”.

De los tres, únicamente el fondo de Imantia Capital, gestora de los fondos comercializados por Abanca, es de rendimiento variable: Abanca Garantizado Rentas Euro, que tiene su vencimiento en 2023. 

Mercado de bonos

Lo normal es que el mercado vaya descontando un entorno de normalización monetaria y subidas de los tipos de interés, que se prevé en Europa hacia finales del próximo año. No obstante, García cree que “los mercados de bonos siguen muy condicionados por los programas de compras del BCE, por unas expectativas de inflación todavía reducidas y por los temores derivados de los posibles efectos que las medidas proteccionistas puedan tener sobre el crecimiento económico”.

Desde Bankia Fondos también descartan la idea de invertir a largo plazo en el caso europeo, aunque no vean repuntes exagerados aún. “Hay oportunidades en el mercado de renta fija corporativa y emergentes tras las últimas caídas de precios, pero hay que seguir siendo muy selectivos”, matizan.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente