Por qué la reunión de la Fed en Jackson Hole será un 'dejà vu' de la del año pasado


Arranca hoy el simposio económico que organiza todos los años por estas fechas desde 1982 la Reserva Federal de Kansas City en Jackson Hole, Wyoming. La reunión del año pasado, con Ben Bernanke todavía como presidente de la Fed, fue interpretada por los mercados como la antesala de la retirada de estímulos en septiembre, algo que el tiempo terminó por desmentir. En cambio, este año el evento se celebra con Janet Yellen como nueva presidenta y con apuestas sobre cuándo empezará la autoridad monetaria estadounidense a subir los tipos de interés, aunque cabe recordar que el consenso de mercado sitúa esa primera subida en el primer trimestre de 2015.

John Bellows, gestor de Western Asset, filial de Legg Mason Global AM, analiza las principales implicaciones de la cita de este año. Bellow recuerda que el tema central de esta edición del simposio es “Reevaluar las dinámicas del mercado laboral”. El gestor juzga que “el tema es apropiado, considerando todas las cuestiones importantes en torno al estado del mercado laboral estadounidense. Debido a que sus respuestas a estas cuestiones tienen el potencial para mover a la Fed en una dirección u otra, el discurso de la presidenta Yellen podría ciertamente afectar a los mercados”. Sin embargo, el escenario que manejan en Western Asset es que la máxima responsable de la Fed “evitará la oportunidad, optando en vez de eso por reiterar los puntos familiares, mientras que se abstendrá de ofrecer ninguna pista sobre los cambios venideros en la política monetaria”.

Por ese motivo, Bellow considera que la reunión de este año será un pálido reflejo de la del año pasado más que un hito decisivo, como sucedió en 1998, 2011 ó 2012. De hecho, aporta cuatro razones para justificar este pensamiento. La primera, que aunque la economía se está acercando a los objetivos marcados por el banco central, en realidad el crecimiento ha sido decepcionante y “hay una incertidumbre sustancial en torno a las perspectivas para la segunda mitad de 2014”, por lo que de momento no va a ser necesario cambiar la hoja de ruta establecida por una mejora dramática de la economía.

La segunda razón tiene que ver con la opinión del gestor de que “en general Yellen probablemente está satisfecha con las valoraciones actuales en los mercados financieros. Las condiciones financieras son acomodaticias y la expectativa del mercado para la política monetaria futura es coherente con la visión que ha aportado Yellen”. En tercer lugar está el hecho de que la nueva presidenta y anteriormente vicepresidenta de la Fed se ha encargado de dejar claras sus opiniones sobre la situación del mercado laboral. “Los datos recientes todavía no han forzado a una revisión y Yellen probablemente reiterará sus argumentos sobre la flacidez del mercado laboral”.

Finalmente, el experto tiene en consideración que “otros participantes de la conferencia de Jackson Hole pueden argumentar que el mercado laboral se ha tensado algo más de lo que Yellen admite. En este punto del debate, sospechamos que Yellen estará satisfecha de oír estos argumentos y no sentirá la necesidad de respaldarlos”. Cabe recordar que la tasa de desempleo actual en EE.UU. se sitúa en el 6,2%, muy cerca del objetivo que se había fijado la Fed. Por otra parte, aunque la inflación siga por debajo del objetivo del 2%, los últimos datos apuntan a una recuperación del coste de la vida desde mínimos.

Descodificando los mensajes de la Fed

A continuación, desde Legg Mason Global AM proceden a revisar algunos de los mensajes emitidos en los últimos meses por la autoridad monetaria estadounidense. El primer punto que tocan, sin embargo, es precisamente el efecto de estos mensajes sobre los mercados. Below considera que los funcionarios del banco central están bastante satisfechos con las valoraciones: actualmente, se descuenta que la primera subida de los tipos de interés sucederá en algún momento de mediados del año que viene, “lo que está completamente en línea con la 'forward guidance' de Yellen".

Además, toma nota de que tanto la presidenta como sus correligionarios creen que “sigue siendo adecuado mantener una política monetaria altamente acomodaticia”. Por tanto, concluye en este apartado que “dado que las condiciones financieras siguen siendo laxas y que la previsión de una subida de tipos gradual coincide con la visibilidad dada por la Fed, probablemente Yellen esté satisfecha con el estado actual de los mercados financieros, y no ve la necesidad de cambiar la política monetaria ahora mismo”.

Bellow también recuerda que parte del mensaje de Yellen ha consistido en resaltar la importancia de tomar un amplio número de indicadores como referencia para construir una visión holística sobre la situación del mercado laboral. “En este frente ciertamente habrá mucho material para debatir la semana que viene. Será particularmente interesante oír si sus puntos de vista sobre la tasa de participación han evolucionado y, en ese caso, qué supone para su evaluación sobre la debilidad del mercado”, apunta el gestor. Su punto de vista sobre este asunto es que la máxima responsable de la Fed se mantendrá en sus trece, dado que el crecimiento de los salarios aún no se ha acelerado.

Para el representante de Western Asset, la parte más interesante de la entrega de este año serán los debates que protagonicen los distintos economistas, banqueros y estudiosos invitados a Jackson Hole, particularmente aquellos que tengan una visión contraria a la de la Fed. Entre ellos destaca las tesis de Alan Krueger, profesor en la universidad de Princeton (no se publica la lista de invitados antes del evento, pero el experto da por sentado que de que asistirá). Krueger afirma que la lenta recuperación ha dejado una cicatriz permanente sobre los parados de larga duración, al volverlos menos apropiados para la contratación y finalmente forzarlos a abandonar el mercado laboral. “Si el profesor Krueger está en lo correcto, entonces la tasa de desempleo en realidad exagera la debilidad del mercado laboral”, indica Bellow.

Polémicas y debates aparte, la visión de Western Asset es clara sobre los contenidos y conclusiones que se extraigan de la cita en Wyoming: “Esperamos saber más sobre lo que piensa la Fed con respecto a los mecanismos de salida (de la actual política monetaria) en la reunión del FOMC de septiembre”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído