Por qué Jim Rogers no invierte en Reino Unido ni en EEUU


El gurú de la inversión Jim Rogers, cofundador del fondo Quantum con George Soros en 1970, continúa evitando invertir en Reino Unido y EEUU, convencido de que los acuciantes problemas de deuda de ambos países no van a mejorar. Rogers, famoso por amasar millones con sus estrategias contrarias de inversión, afirma, en una entrevista con The Telegraph, que no invierte allí y confiesa que ha estado comprando euros.

“Estoy disuadido por las gigantescas deudas acumuladas en los últimos años por los por los gobiernos. Los números son realmente asombrosos”, asegura el gurú, que hace hincapié en el aumento del déficit comercial de Reino Unido durante los últimos 25 años. “Solía confiar en la capacidad del petróleo del mar del norte para impulsar sus ganancias internacionales, junto al hecho de que la City de Londres es un centro financiero, pero estos factores se han debilitado y no veo ningún otro que pueda reemplazar este flujo de ingresos”, afirma, seguro de que los niveles de deuda empeorarán.

Rogers asegura que las medidas de austeridad anunciadas por el Gobierno son “muy necesarias” para evitar los problemas sufridos en la Europa continental, pero considera que ninguna de las proyecciones gubernamentales apuntan a que Reino Unido vaya a alcanzar el superávit. “Sólo veo más deuda por el camino”, añade. “Si viera algo relativamente barato en este mercado, entonces lo compraría pero de momento no está ocurriendo”, añade.

El mayor deudor de la historia

El gurú es también pesimista con respecto a EEUU por razones similares y tampoco tiene inversiones allí. “Es el mayor deudor que el mundo ha visto jamás”, afirma, matizando que, lo que realmente le preocupa es que algunos estados, países y ciudades están a punto de caer en bancarrota. “California es mucho mayor que Grecia”, afirma, comparando el aumento de deuda en el país heleno durante la última década sin que nadie prestara atención con lo que ahora está ocurriendo ahora en EEUU. “La Fed ya ha rescatado a los bancos y me pregunto cómo enfrentará la bancarrota de estados y ciudades”, apostilla.

Comprando euros

Con respecto a las divisas, ha ido a contracorriente, comprando euros. “Cuando nadie quiero algo, eso supone una señal de compra. Todo el mundo ha estado vendiendo la moneda única así que yo compré”, matizando su escepticismo sobre las actuaciones de los gobiernos europeos. Aun así, cree que el euro podría beneficiarse de un rebote. “Generalmente pienso que el papel moneda es defectuoso, así como casi todas las divisas mundiales, y el euro simplemente parece ser menos defectuoso que el resto”. El gurú confiesa que también ha estado comprando coronas danesas y suecas, aunque ha parado por el momento.

Rogers ha evitado además comprar acciones durante al menos un año y medio y se ha mudado a Asia para buscar oportunidades, mayores en comparación en Europa y EEUU. “Muchas economías asiáticas han salido adelante mientras el resto del mundo sufría pero, incluso con China e India creciendo a fuertes niveles, no pueden salvar a los demás. De hecho, todo el mundo se ve afectado por los problemas de Europa”, matiza. Además, cree que pocos se dan cuenta de que el continente es uno de los mayores acreedores del mundo mientras otros están endeudados y que el siglo XXI será de China, como publicó Funds People.

Refugio en las materias primas

Pero mientras busca oportunidades en Asia, el gurú se ha refugiado en las materias primas. “El oro que tengo está subiendo, pero eso no significa que vaya a venderlo. Aunque ahora no sea el mejor momento para comprar, hay otros metales preciosos que cotizan con descuento con respecto a sus récords históricos y eso me interesa”, dice. Por ejemplo, la plata, con un 60% de descuento podría suponer una buena oportunidad de compra. También el platino y el paladium están lejos de sus máximos históricos. Con respecto a las materias primas agrícolas, cree que han sido un “negocio horrible los pasados 30 años”, pero ahora ve buenas ocasiones debido al incremento de la demanda mundial de alimentos, por ejemplo, en el azúcar.

Lo más leído