¿Por qué el director de inversiones de Pioneer “no es un gran fan” del QE3?


La Reserva Federal de Estados Unidos ha creído que la economía del país no tenía margen de mejora sin su ayuda, un aspecto que según Ken Taubes, director de Inversiones de Pioneer Investments en EEUU Pioneer Investments “debería es muy discutible”, sobre todo si se tiene en cuenta que su debilidad ha venido principalmente por la desaceleración del sector manufacturero, atribuible en gran parte a la ralentización de la economía asiática y la crisis de deuda de la eurozona. “Ahora, la cuestión será ver si esta acción será eficaz. En realidad, yo creo que nadie lo sabe”, asegura el experto.

Según explica el gestor en un informe en el que da a conocer su visión sobre la nueva ronda de quantitative easing y sus implicaciones en la economía americana, Taubes se muestra convencido de que, tal y como adelantó el propio presidente de la autoridad monetaria, Ben Bernanke, el Quantitative Easing 3 (QE3) no va a resolver por sí mismo el problema del desempleo, pero sí servirá para impulsar el empleo. No obstante, el experto reconoce “no ser un gran fan del QE3 dado que los beneficios se limitan principalmente a los ciudadanos más ricos que invierten en activos de riesgo, como acciones o bonos”.

Para el director de inversiones de Pioneer Investments en EEUU, la puesta en marcha de este programa derivará, tal y como ha empezado a descontar ya el mercado, en un aumento del precio de las commodities, incluido el del barril de petróleo. “Si esta tendencia continúa, podría traducirse en unos precios de los productos básicos y la gasolina más elevados. De este modo, las personas que invierten en el mercado de renta variable o renta fija se beneficiarán de la apreciación de los activos mientras que los ciudadanos tendrán que pagar más por alimentos y energía”.

A su juicio, los mercados de capital están funcionando de manera eficaz, sin que hubiese sido necesaria una tercera ronda de estímulo. “Hemos tenido emisiones récord de deuda las últimas semanas. Tan es así que, a principios de mes, vimos la mayor emisión de bonos diaria en el mercado de deuda corporativa, con una emisión de 18.000 millones de dólares. Del mismo modo, las refinanciaciones de deuda también están actualmente en niveles muy elevados”, señala el experto. Por lo pronto, la Fed reiteró su estimación de que la inflación no se iría más allá del 2% de aquí al 2015, lo que todavía le da margen de maniobra.
 

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído