Por qué creo en los bonos corporativos investment grade


Después de ser apartados por los inversores durante las épocas de crecimiento de renta variable y del mercado inmobiliario, los bonos por fin están disfrutando de popularidad mientras las economías flaquean en todo el mundo y los inversores huyen de los activos con riesgo. Apostamos a largo plazo los bonos del gobierno y los bonos corporativos investment grade, ya que ofrecen un valor excepcional en este momento.

Creo que los bonos corporativos investment grade darán una rentabilidad importante en los próximos 18 meses mientras la inflación decrece y se recortan los tipos de interés. Pensamos que el BCE va a rebajar drásticamente los tipos mientras las presiones inflacionarias disminuyen y la economía sigue ralentizándose. Esto no se está viendo reflejado en el mercado, así que la perspectiva de un buen retorno por parte de los bonos es irresistible. Creemos que los tipos de interés van a mantenerse bajos más tiempo del que el mercado espera. Como resultado, mantenemos nuestra opinión de que los bonos del gobierno y bonos corporativos investment grade van a dar un rendimiento mayor que el precio del dinero durante el próximo año/dos años.

El riesgo crediticio, el otro factor principal de los beneficios de los bonos, resulta ahora también mucho más atractivo. Inmediatamente antes de la crisis crediticia, el valor dado por los mercados de crédito era considerado prácticamente perfecto. La prima de riesgo por comprar un bono corporativo era muy pequeña, y los bonos corporativos eran por lo tanto muy vulnerables a la ralentización económica. Soy muy pesimista respecto a la economía global, pero el rendimiento extra que existe ahora por comprar un bono corporativo es el mayor desde los tiempos de la Gran Depresión. Los bonos corporativos de categoría BBB rinden una media de 4,7% más que un bono gubernamental, y esto es demasiado. Me preocupan muchos bancos, pero fuera del sector financiero el riesgo crediticio resulta atractivo.

Dada mi opinión favorable respecto al riesgo crediticio, los bonos gubernamentales deberían seguir dando buenos resultados, pero los bonos corporativos investment grade están en posición de hacerlo aún mejor. Una ampliación significativa de los márgenes o investment grade spreads--implica un nivel sin precedentes de impagos en bonos corporativos investment grade. Aunque creemos que las compañías van a pasarlo mal cuando llegue la recesión, no esperamos que los impagos sean tan elevados como prevé el mercado. Los bonos corporativos investment grade deberían por tanto evolucionar mejor que los bonos gubernamentales con la caída de los tipos de interés.

Empresas

Lo más leído