¿Por qué Asia está atrayendo la atención de Allianz Global Investors?


Dadas las elevadas valoraciones de la renta variable estadounidense y las políticas actuales de los bancos centrales -que han llevado la renta fija a no poder garantizar rendimientos satisfactorios– los mercados emergentes, y sobre todo los asiáticos, representan hoy en día una clase de activo interesante para los inversores. El incremento de los intercambios interregionales entre estos países, las nuevas reformas y las tendencias demográficas positivas hacen de Asia una región con un gran potencial de crecimiento y beneficio que los inversores necesitan en la actualidad. Así lo creen en Allianz Global Investors, entidad que acaba de realizar un evento en Berlín con Asia como tema principal.

Neil Dwane, estratega global de la gestora alemana, conviene con este análisis y explica a Funds People como los mercados desarrollados están todavía afectados por un lento crecimiento y una represión financiera, lo que ha llevado a los inversores a buscar nuevas oportunidades de inversión. Asia es una región que está captando su interés. “Con el impresionante nivel de crecimiento futuro de la clase media asiática, esta región representa el centro de muchas oportunidades para los inversores retail  y para las entidades que quieren desplazarse hacia el este. Este crecimiento puede financiarse y alimentarse a nivel regional y el aumento de las tendencias populistas occidentales junto con las fricciones comerciales podrían tener un impacto más limitado de lo que se piensa”, subraya Dwane.

Según el experto, China sigue siendo el principal motor del crecimiento de la región, pero considera que India es la realidad más interesante en el largo plazo. “Las perspectivas en India parecen ser más claras. La atención de muchos inversores hacia China puede en parte ocultar los progresos en marcha en India e Indonesia. India ha empezado a reorganizarse, ya que las diferentes políticas del primer ministro, Narendra Modi, son cada vez más populares. La desmonetización está alumbrando la economía sumergida, el nuevo impuesto general sobre las ventas tendría que conducir a una mejora en las finanzas públicas y estatales, aumentando los gastos de capital y las reinversiones y, por último Aadhaar, un potente sistema de identificación basado en la biometría, tendría que reducir la corrupción y el paro, y mejorar la distribución de las subvenciones”, afirma el experto. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído