Tags: Banca privada |

Popular crea una división para grandes patrimonios familiares


Banco Popular ha creado una nueva división para ganar cuota de mercado a la competencia en la gestión de grandes patrimonios, Family Office PBP. Según publica hoy Expansión, José Luis Castro, banquero senior especializado en banca privada, lidera esta nueva área de negocio que, en sólo unos meses, ya gestiona los activos de 46 grupos familiares, con un patrimonio medio de 25 millones de euros.

Javier Gefaell, consejero-director general de Popular Banca Privada, explica que esta unidad diferencia tres tipos de servicios, en función del perfil de sus clientes: A los grandes family office, ya constituidos y con una amplia estructura, les plantean productos e ideas de inversión para optimizar su gestión.

Por otro lado, a los family office de estructuras financieras más reducidas, les ofrecen análisis y asesoramiento complementario, para aportar valor añadido a las áreas de menor desarrollo o especialización. Por último, Popular pone a disposición de los empresarios o familias, con importantes patrimonios, una gestión global, que contemple la planificación de las inversiones en función de sus necesidades, así como la integración de toda la información financiera y fiscal.

Además de gestionar directamente la fortuna de 46 familias, Popular está en contacto estrecho con 120 family office, a los que aporta de manera continua alternativas de inversión. "De acuerdo con nuestro perfil, hemos cifrado en 3.000 el número de potenciales family office a los que podemos prestar servicio generando valor añadido, por lo que el margen de desarrollo es espectacular", señala el directivo. "Tenemos los próximos dos años, como una gran oportunidad", recalca.

En cuanto al cliente objetivo de esta nueva división, Gefaell manifiesta que, "puesto que la gestión pretende ser global, se debe tener en cuenta la suma de todas las partidas patrimoniales líquidas e ilíquidas del cliente". Señala que, "Con la lógica flexibilidad comercial, la gestión se optimiza con patrimonios a partir de 10 millones de euros".

Por otro lado, Gefaell subraya que, a través de su extensa red de 2.119 oficinas, la entidad tiene una gran capacidad para llegar a familias acaudaladas "potenciales clientes de esta nueva división" en todas las provincias de la geografía española.

Augura que en 2010 serán los grandes patrimonios quienes comiencen a asumir ciertos riesgos. "Tras la fuerte aversión al riesgo que vimos en los momentos álgidos de la crisis, creemos que va a ser el segmento de grandes inversiones el primero que tome posiciones en activos con cierto riesgo", explica Gefaell.

Reconoce que el mercado español no está en su mejor momento y que muchos de sus clientes prefieren colocar sus inversiones fuera de nuestras fronteras, dada la incierta recuperación económica. "Los inversores recurren a la deslocalización geográfica, buscando oportunidades en países con fundamentos macroeconómicos más sólidos para garantizar en sus inversiones equilibrio entre la rentabilidad y el riesgo", sostiene el ejecutivo.

Al cierre del año pasado, Popular Banca Privada contaba con 4.005 clientes, 349 más que en 2008, y gestionaba un patrimonio de 5.665 millones de euros, un 13% más que en el ejercicio anterior. El margen de explotación ha crecido un 167% con respecto a 2008 y el BAI (Beneficio Antes de Impuestos) un 67%. Para 2010, prevé crecimientos de doble dígito tanto en activos como en clientes. Popular Banca Privada está participado en un 60% por Popular y en un 40% por el luxemburgués Dexia-BIL.