Popular cambia de CEO, reordena sus líneas de negocio y sigue buscando nuevo socio para PBP


Desde hoy, Popular tiene un nuevo consejero delegado. Se trata de Pedro Larena, que sustituye en el puesto a Francisco Gómez, que ha llegado a un acuerdo de prejubilación con el banco. Larena procede de Deutsche Bank, donde ha sido durante los últimos siete años director de Banca Internacional de Particulares.

La última presentación de resultados del banco español, con cifras correspondientes al primer semestre de año, ha estado marcada por este inesperado nombramiento y por la reordenación de sus principales líneas de negocio.

Larena, que además de Deutsche Bank ha trabajado a lo largo de su trayectoria profesional para Banesto, la extinta Caja Madrid y Citibank (casi siempre ligado a banca corporativa y banca minorista), será el encargado de gestionar el negocio ordinario del banco y tendrá la responsabilidad de ejecutar el plan estratégico presentado en la ampliación de capital.

Popular ha dado comienzo a una nueva etapa de renovación y reestructuración de su negocio, para lo que ha separado la gestión de la actividad principal de la gestión del negocio inmobiliario y asociado. El objetivo de esta división es que una parte de los profesionales que conforman la organización se centren en la generación del negocio rentable y recurrente y, la otra, en la reducción de activos no productivos y en la rentabilización del negocio inmobiliario corriente.

Las cifras (e intenciones) de su negocio de gestión de activos y patrimonios

En este entorno de mercado con prolongados tipos de interés bajos, una de las líneas de negocio que más sentido cobran para cualquier banco es la gestión de activos. Durante el último año, Popular ha incrementado en un 1,5% su volumen gestionado fuera de balance, hasta los 21.919 millones de euros, unos recursos canalizados a través de fondos de inversión (10.776 millones, un 6,3% menos frente al mismo periodo del año anterior), planes de pensiones (5.189 millones, un 2,4% inferior), gestión de patrimonios (1.460 millones, un 7% más) y primas de seguros (2.326 millones, un 12,7% superior).

La entidad destaca el buen comportamiento comercial de sus fondos de inversión, cuya cuota de mercado ha crecido en cinco puntos básicos y se sitúa por encima del 5%.

Además, Popular sigue en proceso de búsqueda y análisis de nuevos socios para su filial de altos patrimonios, Popular Banca Privada, una operación que tiene previsto cerrar antes de fin de año, reafirma su director financiero, Francisco Sancha. En la anterior presentación de resultados trimestrales, el ya ex consejero delegado del banco español explicaba las características que debería reunir el futuro nuevo socio de PBP: “Buscamos, como históricamente hemos hecho -Popular tuvo a Dexia como socio de PBP bajo la fórmula del 60%-40% entre 2001 y principios de 2014-, un socio solvente, con capacidad de generación de negocio y que aporte valor a nuestros clientes”.

En total, Popular obtiene un beneficio neto atribuido a la entidad dominante de 94 millones hasta junio, un 50% inferior en comparación con el del primer semestre de 2015.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído