¿Podemos encontrar una fuente adicional de alfa más allá del análisis financiero?


La gestión tradicional de activos de renta variable se ha basado en prever evoluciones futuras de los valores en función del análisis financiero de sus resultados y balances. La teoría de mercado eficiente nos indica que el precio de los activos negociados en los mercados financieros refleja toda la información conocida por los miembros del mercado y todas las creencias de los inversores sobre el futuro. Esta hipótesis implica que no es posible lograr de forma consistente superar los resultados del mercado excepto a través de la suerte o de la información privilegiada.

Sin embargo, Juliette de Montety, gestora del Groupama Euro Capital Durable afirma que la experiencia nos muestra que es posible batir consistentemente al mercado si la metodología de inversión es lo suficientemente sólida como para poder identificar patrones que el resto del mercado desconoce. “Hasta ahora, únicamente hemos hablado de análisis financiero, pero ¿qué ocurriría si pudiéramos incluir a nuestra toma de decisiones un análisis extra-financiero que permitiera tener información complementaria a aquella que nos muestran las cuentas de resultados y los balances? ¿Podemos encontrar una fuente adicional generadora de alpha más allá del análisis financiero de las compañías?”, se pregunta la experta.

Según explica la gestora de Groupama Asset Management, la gestión ISR (Inversión Socialmente Responsable), lejos de ser una rémora en las rentabilidades, pretende integrar el análisis no financiero dentro del análisis financiero tradicional, a través de tres parámetros: medio ambiente, social y gobierno corporativo. “Esto nos proporciona una dimensión adicional en la toma de decisiones, al funcionar como un indicador adelantado de potenciales situaciones de riesgo y oportunidades, y por tanto, como esto influirá positivamente en sus resultados a medio y largo plazo. Esto es: con esta integración somos capaces de identificar un alpha que mediante la gestión financiera tradicional no podemos”.

La gestión que se lleva a cabo en el fondo Euro Capital Durable es una gestión ISR activa, de convicciones, que consiste en gestionar el riesgo relativo (tracking error) y absoluto (volatilidad) bajo la premisa de una optimización permanente del binomio rentabilidad/riesgo, buscando desarrollar a medio y largo plazo las buenas prácticas y políticas de responsabilidad social de las empresas en las que invierte el fondo. Utiliza un análisis ISR “best in class” sin exclusión, es decir, mediante los tres pilares básicos que son: medio ambiente, social y gobierno corporativo. Dicho análisis consiste en seleccionar “las mejores compañías de cada sector” en materia de política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) dentro de su índice (MSCI EMU).

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído