Pioneer: los emergentes están cambiando, también ha de cambiar la forma de invertir en su deuda


“La renta fija emergente presenta un panorama distinto respecto a hace diez años”. Con esta declaración de principios comenzaba su alocución Yerlan Syzdykov, responsable de renta fija emergente y high yield de Pioneer Investments. En una conferencia realizada recientemente en Londres a la que Funds People pudo asistir, Syzdykov trazó las líneas generales de cómo el equipo de renta fija emergente ha cambiado sus planteamientos a la hora de invertir en esta clase de activos. 

El experto considera que la clase de activo ha evolucionado a medida que el mercado ha ido ganando profundidad: “Las compañías han salido de la sombra. Ha habido un gran crecimiento de las emisiones, aunque también un ligero deterioro del endeudamiento, especialmente en el high yield”. Actualmente Syzdykov observa que las compañías con un perfil exportador hacia países desarrollados presentan mayor atractivo. Adicionalmente, el experto considera que este mercado está mejor preparado que el año pasado para el final del programa de estímulos cuantitativos de la Reserva Federal, aunque advierte que habrá mayor volatilidad.

¿Qué ha cambiado?

De forma más interesante, el otro motivo por el que cree que ha evolucionado la renta fija emergente es porque han cambiado las circunstancias económicas de los países en proceso de industrialización. “Ya no se trata de una historia de crecimiento superior. El inversor podía invertir por dos argumentos, una aceleración del crecimiento o por las valoraciones, el primero ahora ya no es posible”, observa Syzdykov. En cambio, cree que las valoraciones de estos países ofrecen “una interesante oportunidad. No están tan mal por precio, especialmente en comparación con otros activos”. 

El responsable previene de que uno de los grandes retos de estas economías será vivir en un mundo que no va a estar tan dominado por los precios al alza de las materias primas, con la excepción del petróleo, por lo que está alcista con esta commodity “simplemente porque vemos disponibilidad de fuentes para satisfacer la oferta y una demanda creciendo constantemente, especialmente en Asia”, por lo que percibe recorrido alcista para este activo.

“Se ha producido un ajuste del paradigma a la hora de plantearse la inversión en emergentes”, observa Syzdykov.  Éste explica que, hasta ahora, las primas de riesgo que se exigían a los activos de renta fija emergente se establecían tomando como referencia los bonos del Tesoro estadounidense, ya que mucho dinero del que entró en este universo procedía de inversores norteamericanos. Sin embargo, esto ahora está cambiando, puesto que los balances de los países desarrollados se deterioraron durante la crisis, mientras que otros países en vías de industrialización aprovechaban para sanear los suyos. Los diferenciales de la renta fija emergente frente a la estadounidense se encuentran en niveles similares a los de 2006/2007, con una rentabilidad histórica situada entre el 6 y el 7%. Eso sí, el experto de Pioneer advierte de la gran dispersión de retornos entre países y entre los distintos activos que engloba esta clase de inversión: “En la renta fija emergente el panorama cambia todos los años y obliga a ser más dinámicos a los gestores para elegir a los países que crees que van a ser ganadores”.  

Los ciclos tradicionales en los mercados emergentes han cambiado hacia ciclos más cortos, de 3 ó 4 años, y no tan profundos. Se está produciendo una dicotomía, entre emergentes que crecen menos y el repunte en el crecimiento del resto del mundo”, amplía el responsable de Pioneer. Entre las dinámicas que Syzdykov cree que van a trazar el futuro de los mercados en vías de industrialización destacan los cambios demográficos, la urbanización, la mejora de las condiciones laborales y el avance de las tecnologías. El gestor pone como ejemplo la encrucijada ante la que se encuentra Brasil, ya que está por ver cómo pueden sus dirigentes afrontar el ajuste de los costes laborales y la caída en la demanda de las materias primas. 

Brasil es uno de los numerosos países en vías de desarrollo que este año celebrará un proceso electoral. En opinión del experto, los cambios políticos y su correcto análisis también van a jugar a partir de ahora un papel clave para abordar la inversión en renta fija emergente. Syzdykov afirma que “los inversores están poniendo en precio un 40% de probabilidades de cambio político en Brasil”, y pone como ejemplo de elecciones a tener en cuenta a la India, que acaba de experimentar un cambio de gobierno tras la victoria de Narendra Modi y el partido nacionalista. “Modi en India va a cambiar el modelo económico de los últimos años y todo el mundo está emocionado con esa perspectiva”, señala el responsable, que se declara muy positivo en este país a pesar de sus problemas de déficit. 

Precisamente el déficit por cuenta corriente de muchos de estos países sigue siendo también una fuente de preocupación. Syzdykov considera que, dentro de los países conocidos como los “cinco frágiles” (Brasil, India, Indonesia, Sudáfrica y Turquía) va a persistir  este problema, e incluso en el caso de Turquía o Sudáfrica piensa que la situación se puede agravar. En cambio, considera que México –que también tiene déficit- pueda revertir su situación económica gracias al potencial de crecimiento que liberen las reformas. Rusia es el ejemplo de país que no tiene problemas de esta naturaleza: “Es uno de los mayores exportadores de materias primas, y de estas pensamos que el petróleo es el campeón, por lo que no les afectará el conflicto con Ucrania”, indica. 

Las agencias de calificación podrían mejorar el rating de Ucrania

De hecho, Syzdykov tiene una postura muy optimista con respecto a la disputa territorial entre ambas naciones. Considera que va a jugar un papel muy positivo el paquete de rescate que el FMI va a entrar a Ucrania para que desarrolle reformas. En su opinión, esta ayuda económica va a permitir al país “tener una buena oportunidad de volver a la normalidad, mientras que Rusia puede correr el camino contrario”, ya que considera que los inversores están empezando a poner en precio el riesgo geopolítico. “Rusia ha dado un gran cambio con su alianza hacia Asia, pero esto no se ha traducido en potencial de cambio porque no hay reformas. Es un movimiento táctico, pero sin avances tecnológicos no va a cambiar de rumbo. Será un país dependiente de las materias primas”, advierte el gestor. 

Syzdykov ha traducido esta visión en una sobreponderación de renta fija soberana ucraniana, que supone un 5% de la cartera frente al 3% del índice. El experto va más allá, pues considera que Ucrania puede ser uno de los países candidatos a una mejora de la calificación crediticia por parte de las agencias de rating en el futuro, cuando el país se estabilice y esquive el riesgo de desintegración, algo que el representante de Pioneer no cree que vaya a suceder. 
El responsable de renta fija emergente también sitúa a Brasil entre los candidatos a una mejora de rating, pero con la condición de que se produzca una consolidación de las políticas fiscales. “Las agencias de rating son muy sensibles a posibles cambios en las políticas”, sentencia.  

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído