Pioneer Investments apuesta por renta variable estadounidense


El sentimiento favorable para los activos de riesgo ha sido permitido por un crecimiento económico moderado y una inflación contenida en la mayoría de los países desarrollados. La evidencia renovada de un crecimiento fuerte en EEUU no alteraría este escenario, pero ¿qué ocurrirá en un escenario en el que la inflación empieza a surgir tanto en Occidente como en el mundo en dearrollo? Pioneer Investments cree que hay zonas donde la subida de precio podría traer más volatilidad, como en el mundo emergente, y por eso se centra en EEUU, su apuesta favorita.

Según su informe de Estrategia de Mercados Globales de febrero de 2011, en el que la gestora considera “¿Cómo hacer que la inversión en activos de riesgo sea coherente con una inflación creciente?”, cree que la inflación en Europa podría situarse por encima de la zona cómoda del Banco Central Europeo, por lo que el euro se sostiene en la expectativa de próximas subidas de tipos de interés. Con todo, la inflación parece constituir un problema mayor en la mayoría de los países emergentes, cuyo crecimiento ha superado al de los países desarrollados desde que se inició la recuperación.

“Creemos que las políticas ligeramente restrictivas se han iniciado en el momento oportuno y evitarán una subida de la inflación”, dicen; una creencia que no oculta el hecho de que la volatilidad del mercado estará asociada fundamentalmente al incremento de la inflación en estos mercados en desarrollo. “Nuestra política es tener cautela en aquellas áreas donde las turbulencias son probables”, comentan.

De ahí que en renta variable, activo que sobrepondera, se posicione a favor de EEUU. “Es nuestro mercado elegido, ya que disfruta de unas perspectivas domésticas mejores que Europa”, si bien cree que las valoraciones son atractivas en el sector financiero del Viejo Continente. Pioneer Investments señala que el escenario principal de fortaleza económica estadounidense favorece a los activos cíclicos y a la renta variable entre ellos, a medida que el fuerte crecimiento de los beneficios supera cualquier factor de riesgo.

La gestora infrapondera la renta fija, si bien ve algunas oportunidades. Por ejemplo, cree que la renta fija corporativa todavía proporciona el mejor ratio riesgo/rentabilidad, aunque matiza que el estrechamiento de los diferenciales es ya limitado. Además, cree que algunos bonos corporativos de high yield pueden ser menos sensibles a la subida de tipos, ya que tienen un mayor recorrido en el estrechamiento de sus diferenciales que el de los emisores con grado de inversión. Por último, afirma que existen también oportunidades de un elevado rendimiento entre los mercados gubernamentales periféricos, pero cree que “deberían ser tratadas con el mismo cuidado que las existentes en los bonos sin grado de inversión”.

 

Empresas

Lo más leído