Pierre Lagrange: "El sector empresarial nos seguirá sorprendiendo"


Pierre Lagrange, socio fundador de GLG Partners, se encuentra estas semanas en pleno lanzamiento de la versión regulada del GLG European Long-Short, el fondo más emblemático de la entidad y que, hasta ahora, tan sólo estaba disponible en formato Caimán. "No ha hecho falta mucha adaptación, se trata de gestionarlo con el mismo espíritu, llevamos diez años con el producto original, con baja volatilidad y liquidez y buenos resultados, así que confiamos en seguir ofreciendo buenos retornos". La estrategia ha obtenido, en los últimos diez años, una rentabilidad anualizada del 10,5% con una volatilidad del 8,7%. "Actualmente, tenemos limitado el riesgo de mercado y sólo estamos expuestos a la selección de valores. Estamos ante un mercado muy incierto", explica Lagrange.



Actualmente, Lagrange y su equipo encuentran las mejores oportunidades en las compañías financieras y en algunas empresas de consumo de lujo con negocio en los mercados emergentes. "Ahora hay muy buenas empresas que han sabido sobrevivir e implementar un buen control y gestión así que el sector empresarial nos seguirá sorprendiendo", dice. En la parte larga del fondo se sitúan como principales posiciones Rockhopper Exploration, Barclays y EADS mientras que están cortos en el sector energético francés, en industriales alemanas y en energéticas españolas.



El producto es fruto de una gestión colectiva dentro del equipo que dirige este profesional. Junto con otros dos gestores, los tres otorgan un presupuesto de riesgo a cada uno de los gestores/analistas del equipo. En total, son 30 personas que gestionan 12 carteras y cada uno combina el papel de gestor y analista ya que, en opinión de Lagrange, es la mejor manera para que los profesionales se impliquen en el día a día de los productos. "Cada uno tiene un estilo y sus preferencias y es bueno porque hay que saber delegar y confiar en las personas". Así, la cartera se controla cada día y, una vez al mes, reorganizan esa cuota de riesgo adjudicada a cada gestor.


La estrategia cuenta con 1.000 millones de euros en activos bajo gestión y desde la entidad aseguran ser indiferentes ante el formato que elija cada cliente. "Nos da igual cuál crezca más, si el formato offshore o el regulado. Queremos ofrecer soluciones a nuestros clientes y así, quien necesite de mayor liquidez y transparencia puede optar por el regulado y quien tenga un perfil más arriesgado sigue teniendo la versión Caimán disponible. Al final, la gestión es la misma".



Tendencia en alza
Pierre Lagrange es uno de los pesos pesados de la gestión de hedge funds y ha sabido adaptar su gestión y su negocio al paso del tiempo. Tras crear en 1995 junto con otros socios GLG Partners para centrarse en la gestión alternativa y sacar la compañía a cotización en Nueva York, en octubre de 2010 vieron que era el momento de integrarse en otra aventura y decidieron entrar a formar parte del grupo suizo Man.

 

Lagrange considera que la tendencia de los hedge funds regulados va a continuar en el futuro y cree que los mejores fondos son aquellos de tamaño mediano. "El patrimonio óptimo de un producto está en el entorno de los 700 millones de dólares ya que es más fácil generar dinero con esos activos que en los productos gigantes", dice.

Lo más leído