Pictet: seguridad (informática), un negocio global de fuerte crecimiento


La digitalización y libre circulación de capitales, bienes y personas están marcando el cambio en las necesidades de seguridad, que  Yves Kramer y Frédéric Dupraz, gestores del fondo Pictet Security, consideran un mercado muy atractivo a largo plazo, capaz de superar al mercado en beneficios y crecimiento de flujos de caja en los próximos años y con atractivas valoraciones. De hecho, señalan que el crecimiento anual de beneficios entre las empresas de este sector se estima entre el 10% y el 12% en comparación con el 7%-8% de promedio entre otras en el mundo, con valoraciones además mucho más ajustadas.

“Preferimos acciones con carácter cíclico. A pesar de las preocupaciones económicas mundiales hemos aprendido que estas condiciones pueden representar una oportunidad. Las fuerzas de autocorrección –menores rentabilidades, precios del petróleo, costes de materias primas, demanda contenida y crecimiento de inventarios- deben apoyar la economía en la segunda mitad de 2011”, comentan. Además, los expertos creen que el entorno actual es relativamente atractivo para los selectores de renta variable: “Estamos a favor de empresas con fuerte posicionamiento estructural, que pueden ampliar márgenes, crecen en ingresos y tienen efectivo”, aseguran. En este escenario, el sector productos de seguridad física tiene un peso del 38% de los activos en cartera del Pictet Security, mientras el de seguridad de tecnologías de la información un 33% y el de servicios de seguridad tiene un 28%.

Cíberdelincuentes más hábiles

En cualquier caso, a pesar de que gobiernos, empresas y particulares han dedicado más recursos en los últimos diez años a luchar contra el robo de datos y piratas informático, creen que tendrán que asignar más inversión. “Hay que tener en cuenta que los cíberdelincuentes son cada vez más hábiles y que su "universo potencial" se ha ampliado con nuevas tecnologías, como "cloud computing", que permite utilizar almacenamiento programado sin contar con infraestructura material”, aseguran.

De hecho la economía mundial es cada más dependiente de la tecnología y por lo tanto de sistemas informáticos fiables, lo que supone una ventaja competitiva para el sector. Las multinacionales reclutan a los mejores profesionales, a veces piratas informáticos, pues son víctimas de una docena de ciber-ataques graves cada año de media. Ya en 2008, según la empresa de seguridad de datos McAfee, los hackers generaron un billón de dólares de costes en todo el mundo.  Además al incrementarse la movilidad de los trabajadores hay que asegurar los datos que utilizan, otro de los otros factores que explica por qué las empresas invertirán el año que viene un 12% de su presupuesto de tecnologías de la información en seguridad, frente al 2% a principios del año 2000. 

A ello se añade que la proporción de personas de clase media en economías emergentes está en aumento, con el consiguiente aumento de inversión, además de en seguridad en telefonía móvil o Internet en transporte motorizado. Además la creación de valor para los accionistas vendrá dado por el continuo movimiento de fusiones y adquisiciones; como ha sido la compra de McAfee por Intel en 2010.

Aumenta la seguridad en zonas urbanas emergentes

El desarrollo de infraestructura de seguridad relacionada con procesos de urbanización es otro catalizador. Para 2030 el 60% de la población mundial residirá en zonas urbanas, en comparación con 48 % en 2006. “Hay que aumentar la inversión en carreteras, estaciones de tren y metro, aeropuertos, puertos, centrales nucleares y presas hidroeléctricas y la correspondiente seguridad mediante sistemas de video, biometría, tecnologías de rayos x y detección”, explican. 

Con respecto a la composición de la cartera explican que recientemente lo que mejor se ha comportando han sido las firmas de seguridad física.

Empresas

Noticias relacionadas