Pictet AM introduce cambios importantes en su cartera para afrontar el actual entorno


Cambio de estrategia de Pictet Asset Management. La gestora ha pasado a infraponderar clases de activos de riesgo. ¿Los motivos? “Nuestros indicadores de sentimiento sugieren que los activos de riesgo están cerca del punto de ser considerados ‘compra’, pero una señal alcista precisa de ventas y reversión de los flujos de entrada en acciones de las últimas semanas”, afirman. Existen, en opinión de la gestora, algunos indicadores técnicos bajistas, como evidencia el hecho de que los gestores de fondos hayan aumentado la exposición a renta variable de la eurozona a niveles no vistos desde principios de 2010, señalan. 

Según explican Olivier Ginguené, director de estrategia y Luca Paolini, estratega jefe (en la imagen) en el barómetro mensual de noviembre, la gran damnificada ha sido la renta variable de la eurozona. “En concreto, hemos reducido la exposición a acciones europeas de sobreponderar a infraponderar, pues la fuerte revalorización desde julio ha llevado a niveles elevados respecto a riesgos políticos y económicos de la región”. Esto les ha permitido invertir en áreas con un mejor perfil rentabilidad-riesgo, como acciones japonesas, categoría que ahora sobreponderan. 

“Su crecimiento económico y de beneficios empresariales permanece bajo, pero es la región más barata, con cotizaciones por debajo del valor contable y descuento respecto a sus pares mundiales, en sobreventa”. En este sentido, ambos expertos creen que Japón se puede beneficiar de la aceleración del crecimiento de China y sus acciones tienden a comportarse bien en períodos de menor apetito por el riesgo: “desde 2010 han superado en el 70% de los casos -en dólares- a los mercados mundiales cuando estos han sufrido pérdidas semanales”, apuntan.

En opinión de ambos expertos, las acciones europeas, a once veces la previsión de beneficios de un año, pueden parecer razonablemente valoradas, pero lleva implícito un aumento de los beneficios empresariales en 2013 del 15%, lo cual es improbable dadas las perspectivas de crecimiento económico. “Además, el 30% de los sectores de la industria de Europa están más caros que sus pares en otras regiones”, destapan.

Al mismo tiempo, desde la firma reconocen seguir manteniendo una posición neutral en acciones estadounidenses, donde –según explican- los riesgos planteados por el abismo fiscal evitan posiciones más alcistas. “Las valoraciones de las acciones de Estados Unidos y Europa se pueden considerar ajustadas, a trece y once veces los beneficios esperados, y representan valor respecto a los bonos. Pero con la reducción de las previsiones de aumentos de beneficios y los mercados descontando grandes volúmenes de compras de bonos por parte del banco central, implican valoración neutra”, aseguran.

En renta fija favorecemos activos de más rentabilidad

En renta fija, tanto Ginguené como Paolini revelan estar favoreciendo activos de más riesgo, deuda empresarial de alta rentabilidad y de mercados emergentes, “pues la extensión de políticas monetarias ultra flexibles por parte de los bancos centrales de países desarrollados seguirá proporcionando apoyo”. Sin embargo, la rentabilidad de la deuda empresarial con grado de inversión está en mínimos históricos, por lo que en Pictet AM han reducido su exposición a neutral. 

La sobreponderación en deuda de mercados emergentes incluye preferencia por denominaciones en divisas locales, en lugar de en dólares, pues hay potencial de apreciación de estas divisas. “En concreto, favorecemos divisas sensibles a variaciones de crecimiento económico, como el peso mexicano y el real brasileño, así como divisas de países asiáticos con mejora de la actividad económica”, señalan. En mercados desarrollados, por el contrario, en Pictet AM están más cautelosos respecto a deuda pública italiana, tras su fuerte rally, pues puede sufrir si España acepta un plan de rescate.

El crecimiento mundial sigue débil

De hecho, el crecimiento mundial sigue débil y los bancos centrales parecen haber llegado al límite para estimular la economía mediante política monetaria cuantitativa. “Nuestros indicadores principales globales del ciclo llevan en negativo cinco meses, siendo China el único punto brillante". En Estados Unidos está aumentando el gasto de los consumidores pero la inversión se está contrayendo, mientras que en Alemania el indicador de sentimiento empresarial IFO ha caído al nivel más bajo en 20 meses. “Esperamos que el crecimiento del PIB mundial se acelere sólo modestamente hasta principios de 2013 -alrededor del 2% en Estados Unidos y en recesión en la eurozona-.  

La liquidez de los bancos centrales no es tan fuerte

La liquidez privada es fuerte en Estados Unidos, pero según Pictet AM el impulso de la Reserva Federal se está desvaneciendo. “Además, la liquidez de los bancos centrales no es tan fuerte, dado que los políticos están siendo lentos en implantar la compra de deuda soberana. Mientras Alemania se beneficia de condiciones de liquidez excepcionalmente fuertes, pero el crecimiento del crédito es débil en Francia e inexistente en la Europa periférica”, concluyen.

Noticias relacionadas

Lo más leído