Peter Bourbeau (Legg Mason ClearBridge US Large Cap Growth): "Somos inversores growth, pero no a cualquier precio"


Peter Bourbeau ha desarrollado toda su carrera en ClearBridge, filial de renta variable de Legg Mason, y es co-gestor del fondo Legg Mason ClearBridge US Large Cap Growth, que cuenta con las calificaciones B de Superventas y C de Consistente del sello Funds People en España.

El mundo de las compañías de alta capitalización estilo growth ha recibido mucha atención y flujos por parte de los inversores en los últimos años y muchas han alcanzado capitalizaciones nunca vistas. “La capitalización media de este segmento está en los 100.000 millones de dólares, pero es una cantidad sesgada por compañías como Microsoft, Apple, Amazon, nosotros nos centramos más en el segmento de entre 25.000 y 40.000 millones”, señala Bourbeau . El modelo que sigue es comprar compañías líderes, muy innovadoras, con productos y servicios destinados al mercado global. “Cuando hablo de liderazgo me refiero a que también pueden hacerlo mejor en entornos de menor crecimiento. Esto es así porque son muy innovadoras y además tienen altos niveles de cash flow que les dan más oportunidades. Pueden reinvertir en sus negocios, pueden comprar otros negocios, tienen más opciones”, explica el gestor.

En su opinión, parece claro que la economía mundial está desacelerándose. “Le podemos echar la culpa a la guerra comercial, al final del ciclo económico, a las intervenciones políticas, pero el sector manufacturero ha entrado en recesión, ya sea en Alemania, Reino Unido o EE.UU. Muchas compañías se están tomando una pausa porque no saben cuáles son o van a ser las reglas. Eso es lo que nos dicen las personas que trabajan en las compañías que tenemos en cartera”.

Su forma para hacer frente a los distintos momentos que pueden atravesar los mercados es pensar que todos los valores son, de alguna forma, cíclicos. En función del momento de cada compañía, invierten de una forma u otra. “La cartera está compuesta por entre 40 y 50 valores y la rotación es baja. Tenemos un 15% en  inversiones cíclicas. Por ejemplo, Amex, que se resintió de la pérdida de su negocio con Costco. Lo vimos como una clara oportunidad de compra tras hacer un análisis en profundidad. Luego tenemos el grupo de las compañías estables, que en los últimos 28 años no ha tenido muchos cambios, con un peso del 50% en la cartera. Se trata de compañías como Blackrock. Microsoft, Visa, Disney, que tienen un crecimiento orgánico de entre un 8% y un 10%, con resultados muy predecibles y que son consideradas como líderes globales en lo que hacen. Todo esto les da mucha ventaja. Y por otro lado, tenemos además otro segmento que llamamos select, en el que están compañías como Amazon y Facebook. Pueden parecer caras pero muchas veces sus valoraciones están justificadas. Cuando compramos Amazon no tenían el servicio de i-cloud o el de logística o el de envío de alimentos…y de cara al futuro pensamos que el comercio electrónico va a seguir creciendo. Puede crecer todavía mucho, sobre todo, en la división de venta de alimentos. Y también las de servicios a la web y de cloud computing” apunta Bourbeau. A pesar de que sus valoraciones pueden, a veces, parecer altas, muchas de estas compañías están teniendo unos crecimientos del 20% frente a una tasa de crecimiento de la economía mundial del 2% ó 3%. Son muy grandes, pero siguen creciendo mucho.

Aunque centrado en el mercado americano, el fondo también tiene posiciones en algunas compañías que no lo son, si bien su liderazgo es indiscutible, como la china Alibaba o la belga Anheuser-Busch que controla un 40% de la cerveza a nivel mundial. Sobre lo que le espera al mercado, el gestor insiste: “las compañías saben invertir cuando conocen las reglas, y actualmente hay mucha incertidumbre, ya sea con la guerra comercial, el Brexit o con la polarización que puede haber si se enfrentan dos candidatos tan extremos como Warren y Trump, así que nos hemos puesto más defensivos. Hemos reducido tecnología que tiene un peso enorme en el índice de referencia (Russell 1000 Growth), y también hay menos transporte y logística o industriales. Son buenas compañías pero la demanda final está debilitándose. Estamos aumentando el peso del sector salud en las áreas menos reguladas y en el consumo apostamos por aquellas compañías más expuestas al crecimiento secular frente al crecimiento cíclico”.

En su opinión, la distribución de sus activos entre los distintos segmentos (cíclico, estable y select) hace que el fondo pueda funcionar en distintos momentos del ciclo. “No somos inversores growth a cualquier precio”, concluye.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas