Tags: Gestores |

Peter Bentley (BNY Mellon): "Diseñamos una estrategia apta para todos los ciclos de renta fija"


El fondo BNY Mellon Absolute Return Bond cuenta con los sellos de Consistencia Funds People y Blockbuster en España. Gestionado desde Insight Investment, la firma especialista en renta fija de retorno absoluto de la gestora, cuenta con Peter Bentley como gestor, apoyado por un amplio equipo de especialistas en una de las áreas del mercado de renta fija. Buscan así un fondo de “mejores ideas” de renta fija basado en un amplio abanico de estrategias.

El fondo, lanzado en 2012 pero cuya estrategia se gestiona desde 2006, tiene enfoque de retorno absoluto y un objetivo de rentabilidad del 3% anual, al mismo tiempo que se centra en limitar los riesgos a la baja con un fuerte marco de gestión de riesgos. Y el control de riesgos podría empezar por la diversificación en tipos de activo. El producto invierte en una amplia gama de instrumentos de renta fija (bonos gobiernos, crédito investment grade, ABS, high yield, loans, bonos ligados a la inflación, deuda de mercados emergentes y divisas), desde una perspectiva tradicional de largo plazo así como tomar posiciones de mercado más neutras (largo/corto) en la curva de rendimiento y el crédito. Se trata de obtener distintas fuentes de rentabilidad sin ninguna sea el principal driver.

La idea que subyace es ofrecer un vehículo de inversión adaptado a todo el ciclo económico y que ofrezca rentabilidad en diferentes entornos de mercado, incluyendo un escenario de tipos al alza. No tiene ningún sesgo inherente hacia los tipos de interés y puede ser de corta o larga duración, generalmente en el rango de duración de +3 a -3 años.

Señala el gestor que para lograr su objetivo de rentabilidad un mercado estático es un escenario complejo, por lo que prefieren un mercado con direccionalidad donde puedan jugar a las dos líneas de estrategia: direccionalidad y valor relativo (curva, países y compañías).

Consideran necesario un enfoque de retorno absoluto que evite riesgo de tipos de interés y garantice una baja correlación con otras clases de activo. Y ello descansa en un enfoque activo en la gestión y flexibilidad en la distribución de la cartera por las distintas clases de renta fija. La victoria inesperada de Donald Trump para presidir EEUU durante los próximos cuatro años fue una de las últimas ocasiones para ponerlo en práctica.

“Trump acelerará la transición hacia un mercado de renta fija más tradicional respecto a lo que hemos visto en los últimos años”, señala el gestor.  Podría suponer un impulso sobre el crecimiento en el corto plazo y ello ha presionado al alza las expectativas de inflación, movimiento positivo en el posicionamiento de su cartera. En términos de divisas, tras las elecciones han tomado una pequeña posición larga en dólar frente a una cesta global de monedas. Respecto a los emergentes a pesar de los mejores fundamentales en el largo plazo, uno de los principales cambios de la cartera fue reducir su exposición reduciendo la duración y cubriendo el riesgo divisa.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído